Hace ya mucho tiempo desde que publiqué un post sobre cómo se debe usar Twitter si se busca trabajo, pero creo que es necesario ir profundizando en cada uno de los aspectos de dicha red social para que puedas extraer el máximo potencial.

depositphotos.com-nejron

depositphotos.com-nejron

Una de las claves a la hora de utilizar Twitter o cualquier otra red social está en la calidad y cantidad de personas con las que mantenemos un contacto. Aunque en Twitter se les llama seguidores, no dejan de ser personas que desean estar en contacto quizá por un interés común o quizás por el interés en la propia persona a la que se sigue.

Lo primero que debes saber es que existe un límite de personas a las que puedes seguir en Twitter de una sola vez, esta es una medida de seguridad de la red social para evitar o detectar a posibles robots o programas que tratan de hacer SPAM o generar publicidad no deseada. Es por eso que no deberías seguir a mil usuarios de golpe y debes ir repartiendo en distintos días a los seguidores que vas a seleccionar.

Una ventaja de esta limitación es que permite que seamos más cuidadosos y selectivos con las cuentas que seguimos. Hay que valorar y observar a cada persona que deseamos seguir.

Como decía al principio no es tan importante la cantidad como la calidad, pero veamos qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir seguir a alguien con nuestra cuenta:

1. ¿Es profesional o personal esa cuenta?

Es decir, si el usuario utiliza su cuenta de twitter para compartir contenido relevante y no cosas personales, ya sean estas fotos, chistes o cosas de su interés.

2. ¿Qué te aporta?

Hay cuentas que te ofrecen información de tu interés, otras el potencial acceso a sus contactos si te retuitean algo, pero es importante diferenciar entre ambas cosas según nuestro objetivo al utilizar twitter. Es posible que esa persona no nos retuitee, pero si que nos recomiende a algún contacto suyo si nos termina conociendo y sabe qué podemos ofrecer.

3. ¿Te “cataloga” en una religión u orientación política?

Lo ideal es no seguir a cuentas que tengan una marcada imagen religiosa o política si se está buscando trabajo, pero obviamente todo depende de nuestro objetivo, si por ejemplo deseo trabajar en una organización o empresa privada de marcados valores católicos, debería demostrar que mis intereses y valores coinciden con los de dicha organización o empresa y por lo tanto si seleccionaría cuentas de twitter con una marcada imagen católica para esa finalidad.

468x60-sj-es

4. ¿Quieres mostrar como tuyo lo que Tuitea y Retuitea esa cuenta?

El contenido de los tweets marca la calidad y profesionalidad de una cuenta en Twitter, por eso es importante que sepas que si sigues a una persona o cuenta suele significar que compartes o tienes interés en todo o casi todo lo que esa persona Tuitea o Retuitea, por lo tanto es importante revisar el Timeline de cada cuenta a la que estamos pensando en seguir.

5. ¿Es una cuenta líder?

Aunque hay indicadores como Klout que tratan de medir la relevancia en redes sociales, estos todavía no consiguen demostrar que una puntuación más elevada realmente implique calidad y valor de dicha cuenta. La clave está en valorar por ti mismo los indicadores que muestra Twitter de dicho usuario.

Tenemos el número de Tweets (nos dirá si es una cuenta activa o pasiva) y nos interesa que sea una cuenta activa y que nos proporcione cada día información o posibilidades de interacción con la misma. El número de seguidores y de seguidos de esa cuenta, no es lo mismo que se siga el mismo número de seguidores que se tienen a tener más seguidores que seguidos. Normalmente alguien será líder de opinión o marcador de tendencia si tiene más seguidores que personas a las que sigue, pero no siempre es así pues hay quién decide en Twitter seguir a todo aquel que le siga a uno. Los favoritos pueden hacerte una idea de las cosas e intereses que le gustan a esa cuenta y por lo tanto podrás saber si compartís gustos e intereses.

6. ¿Te posiciona en una palabra clave?

Normalmente si nuestro objetivo es que muestre nuestro usuario el buscador al introducir una palabra clave, tendríamos que usar dicha palabra con un hastag (por ejemplo: #rrhh  #marketing etc.) en nuestra bio y en los tweets que tuiteemos. Si seguimos a cuentas con el mismo hastag como palabra clave, no solo al retuitearles aumentaremos nuestro posicionamiento, sino que al seguirles estaremos diciendo a Twitter que pertenecemos a ese segmento relevante.

Con toda esta información ahora ya sabes cómo elegir a quién seguir en Twitter. ¿Conectamos? 🙂