Sí, has leído bien, a pesar de no estar buscando empleo de forma activa se puede ser un candidato pasivo atractivo para los Headhunters. Hace días escribía un artículo para dar respuesta a lo que la mayoría de mis clientes se pregunta ¿Por qué los seleccionadores llaman a otros que son “peores”?.

Derechos de foto: Fotolia

Derechos de foto: Fotolia

Como ya expliqué en ese artículo anterior la clave está en lo que se hace. A menos que tengas un puesto de trabajo muy visible y en una empresa conocida en todas partes (cuidado aquí que no todas las empresas pese a ser grandes multinacionales son conocidas fuera de su sector) apenas si existe la posibilidad de que te llamen.

¿Qué es un candidato pasivo?

Antes de continuar creo que debo aclarar el termino “candidato pasivo”. El candidato pasivo es aquel que no está buscando trabajo de forma activa. Es una persona que actualmente trabaja para otra empresa y que no está pensando en cambiar de trabajo ahora mismo. Suele estar cómodo en su empleo y empresa actual. Hasta aquí todo bien, podríamos pensar que el 100% de trabajadores en activo son candidatos pasivos, pero eso no es así. La clave está en la palabra candidato, uno no es candidato a todo, solo a aquello en lo que realmente se tienen posibilidades.

¿Qué es un Headhunter?

Antes los headhunters se centraban solo en los candidatos de muy alto nivel, pero actualmente les han salido muchos “competidores” que se mueven entre puestos de mandos intermedios y directivos. La realidad es que entre los “nuevos”, pocos son realmente headhunters ya que suelen reaccionar a las demandas del mercado mientras que los Headhunters auténticos son proactivos y están continuamente ampliando la cartera de candidatos potenciales para las empresas.

Pero independientemente de que queramos que nos encuentre un Headhunter tradicional o uno de los actualmente “autodenominados” Headhunter debemos hacer ciertas cosas para que puedan llamarnos “candidatos”.

Quizá alguien piense “si no quiero cambiar de empleo y puesto para qué voy a hacer nada de esto”. Vale, es posible, pero cada vez son más personas las que se preocupan por su futuro y las que saben que antes o después seguramente deberán de cambiar de empresa o puesto. Ya sea por la posibilidad de ascender o progresar en  su carrera profesional o por la posibilidad de que la empresa actual desaparezca en un futuro no muy lejano.

¿ Cómo ser un candidato pasivo atractivo para los Headhunters?

La realidad es que es muy sencillo, para poder ser un candidato debemos estar visibles y encajar en el puesto deseado.

 1º Tener claro el puesto que nos interesa, el mismo, uno que implique una categoría superior…

Adaptar nuestro CV y perfil profesional en la Red Social de LinkedIn pensando en ese nuevo empleo. Palabras clave, requisitos, etc.

Ser visibles, eso se consigue estando activos, tanto con los contactos que tengamos en el mundo 1.0 como con lo que vayamos teniendo en el 2.0.

Demostrar la valía, esto enlaza con todo lo anterior, pero aquí me refiero a la actitud y nuestros valores como persona.

Si indicamos lo que busca un Headhunter en nuestro perfil profesional, nos relacionamos con contactos para que nos conozcan y puedan ver nuestro perfil y además al interactuar lo hacemos actuando como lo haría alguien que ocupe el nuevo puesto que podríamos querer ocupar dentro de X tiempo será muy fácil que nos localicen e identifiquen como un candidato válido.

 Ahora que ya sabes lo que debes hacer para ser un candidato pasivo atractivo para los Headhunters, ¿a qué esperas para comenzar?