La mayoría de las personas se plantean tener una mejor vida, pero pocos realmente se preguntan en profundidad para saber cómo tener una vida valiosa. Si quieres tener una vida realmente valiosa lo primero que debes comprender es que lo que es valioso cambia en cada persona. No son pocos los casos de personas que se dejan llevar por lo que dice la sociedad o las modas y pese a cumplir con todo lo que sería una vida de ensueño son desgraciadas e infelices. Esto sucede porque no han tenido en cuenta lo que es valioso para ellas mismas.

Como tener una vida valiosa

Como tener una vida valiosa

En el ámbito profesional sucede exactamente lo mismo, directivos, ejecutivos y gerentes que tras conseguir puestos de trabajo que “todo el mundo desearía” descubren que no son en absoluto felices. En ocasiones la persona llega a sentirse culpable porque no es feliz con su vida y esto se agrava si al compartir sus inquietudes con conocidos estos se sorprenden e incluso sentencian a la persona con frases del tipo “ya quisiera yo tener ese trabajo” o con preguntas del tipo “¿Tu sabes lo que te ha costado llegar ahí y lo que harían otros por conseguir tu puesto?”.

Como tener una vida valiosa

Una vez se toma conciencia de que lo que otros digan que es lo mejor, no tiene porque serlo para uno mismo, comienza la búsqueda de esa vida que para uno mismo si tenga sentido, el descubrir cómo tener una vida valiosa para uno mismo. No es difícil, pero requiere de tiempo y dedicación si queremos conocer nuestros valores. Y es que la clave o secreto está aquí, pues lo que es valioso para cada persona varia en función de los valores que tiene. Al fin y al cabo, los valores son aquellas cosas que son importantes para nosotros, es decir, que son valiosas.

Normalmente publico varios artículos cada semana, pero si estás leyendo esto tienes que saber que este artículo supone el trabajo de tres en realidad. He estado toda la semana buscando valores y clasificándolos para ti, para ayudarte a tener una vida valiosa. El modo tradicional de trabajar con valores en coaching consiste en dar un listado al cliente (coachee) para que elija de la lista los 10 valores principales para el.

Si me conoces ya sabrás que siempre estoy “cambiando” las cosas, es posible que no lo aprueben mis colegas lo que no impide que siga mi instinto o corazón al decidir hacer variaciones. Así pues, tras trabajar con varias personas en sus valores, me di cuenta de que no se estaba dando un buen enfoque al dar una lista con todos los valores.

Verás, para que una persona esté equilibrada y por lo tanto sea más sana y feliz debe honrar sus valores principales. Lo que no se tiene en cuenta en este método es que existen categorías de valores y que las personas más exitosas y felices tienen valores de las distintas categorías. Por lo tanto, y de ahí el siguiente listado, he buscado todos los valores y los he clasificado en las cuatro grandes categorías de valores. Algunos de los valores son difíciles de clasificar, pues dependiendo de como lo interprete la persona irían en una categoría u otra, yo los he distribuido por el significado de cada palabra. Las cuatro categorías son: FÍSICOS, MENTALES, EMOCIONALES/SOCIALES y ESPIRITUALES.

Escoge 10 valores (tienes que tener mínimo 1 ó 2 en cada categoría)

            FÍSICOS     MENTALES      EMOCIONALES/SOCIALES     ESPIRITUALES
Acelerar Actitud de mejora Abundancia Altruismo
Activo Adaptación Accesibilidad Aportar un valor esencial
Afán Afluencia Aceptación Asociación
Agilidad Agudeza Adaptabilidad Benevolencia
Agresividad Ahorro Adelanto Bondad
Aire Libre / Naturaleza Alivio Adoración Candor
Aptitud Anticipación Afecto Caridad
Aseo Apreciación Agrado Castidad
Atractivo Aprendizaje Agresividad Compasión
Atrevido Armonía Alegría Contribución
Aventura Arte Alegría Cordialidad
Belleza Asertividad Ambición Dar
Calor Astucia Amistad Dejar huella
Capacidad Astucia Amor Devoción
Cercanía Atención Apoyar Dignidad
Comodidad Audacia Aprobación Espíritu
Competitividad Autoconfianza Asombro Espiritualidad
Conducir Autodisciplina Aventura Ética
Conexión Autocontrol Camaradería Éxtasis
Conservación Autonomía Ciudadanía Fe
Crecimiento Brillantez Compartir Filantropía
Cuidarse Bienestar Compañerismo Frugalidad
Cuidar la imagen Calma Compromiso Generosidad
Deleitar Cambiar Comunidad Gentilidad
Destreza Cautela Confiabilidad Gracia
Dinamismo Celebridad Confianza Gratitud
Dirección Certeza Consanguinidad Honor
Disciplina Ciencia Consideración Honrar
Elegancia Claridad Convivencia Humildad
Encanto Coherencia Cooperación Inspiración
Energía Comodidad Corazón Majestad
Entretenimiento Competencia Cortesía Mansedumbre
Equilibrio Comprensión Deber Matrimonio
Estabilidad Compromiso Decoro Modestia
Estímulo Comunicación Deferencia Moral
Estructura Concentración Desafiar Naturaleza
Experiencia Conciencia Descendencia Paz
Exploración Confianza Deseo Piedad
Expresividad Conformidad Desinterés Profundidad
Extroversión Congruencia Dicha Pulcritud
Exuberancia Conocimiento Dignidad Religiosidad
Ferocidad Continuidad Dignidad Reverencia
Firmeza Control Discreción Sacrificar
Flexibilidad Conveniencia Disfrute Santidad
Flotabilidad Convicción Disponibilidad Santidad
Fortaleza Creatividad Diversidad Significado
Frescura Credibilidad Diversión Solidaridad
Fuerza Curiosidad Eficacia Supremacía
Ganar Curiosidad Eficiencia Templanza
Habilidad Desarrollo El ecologismo Tradicionalismo
Habilidad Descubrimiento Elación Trascendencia
Heroísmo Determinación Emoción Unicidad
Higiene Diálogo Empatía Unidad
Impacto Diligencia Empleabilidad Utilidad
Independencia Disposición Entendimiento Virtud
Individualidad Diversión Entusiasmo Voluntariado
Intensidad Economía Equidad
Intimidad Educación Euforia
Intrepidez Enfocar Éxito
Intrepidez Enseñanza Extravagancia
Juego Entusiasmo Extravagancia
Juventud Estabilidad Fama
Limpieza Espontaneidad Familia
Longevidad Equilibrio interno Felicidad
Moda Equilibrio vida profesional y trabajo Fidelidad
Nervio Exactitud Franqueza
Pericia Excelencia Franqueza
Persistencia Expectativa Galantería
Potencia Facilidad Generosidad
Precisión Fascinación Gratitud
Presencia Fiabilidad Honestidad
Proximidad Flexibilidad Honradez
Quietud Fluidez Hospitalidad
Rapidez Flujo Humildad
Refinamiento Franqueza Humor
Resistencia Formalidad Igualdad
Resistencia Garantía Inconformismo
Salud Imaginación Interdependencia
Seguridad Imparcialidad Invertir
Sencillez Imperturbabilidad Justicia
Sensualidad Independencia Lealtad
Sexualidad Individualismo Liberación
Sigilo Influir Libertad
Terminación Ingenio Liderazgo
Valentía Iniciativa Ligereza
Vigor Innovación Logro
Vitalidad Integración Medio ambiente
Vivacidad Integridad Misterio
Vivacidad Inteligencia Obediencia
Introspección Optimismo
Introversión Orgullo
Intuición Paciencia
Inventiva Participación
Libertad Pasión

Hay un total de 422 valores para que puedas elegir, sin duda para algunos será todo un reto, otros lo encontrarán mucho más fácil de lo que la cifra puede hacer pensar. Mi recomendación es que no elijas más de 5 en cada una de las categorías. Haz una primera lectura marcando aquellos que te llamen la atención. Para ir descartando después, se revisan los seleccionados y se piensa en situaciones de tu vida en las que se haya dado ese valor, se haya manifestado de alguna forma.  Un modo fácil de detectarlos es pensar en los días más importantes de tu vida, ver qué valores aparecen esos días.

Para ayudarte a descartar valores, debes tener en cuenta que los valores pueden separarse en dos grupos adicionales, aquellos que son un fin en si mismo y otros que son el medio para conseguir otro valor. Por ejemplo, el dinero puede ser un valor como fin si me hace feliz tener dinero guardado como al Tío Gilito, sin embargo si quiero tener dinero para poder viajar, vivir en distintos países y dejar de trabajar, en ese caso el dinero sería un valor como medio para conseguir libertad. Trata de conseguir valores siempre como fin, evita los que sea un medio para alcanzar los de fin.

Una vez tienes solo valores como fin en cada categoría ya puedes jerarquizarlos. En importante saber su orden de importancia, es decir, tenerlos según su valor para ti. Para ayudarte a descartar y priorizar los valores puedes seguir la regla de la comparación. Debes comparar cada valor con el siguiente que aparece en la lista pensando en una situación en la que debas escoger entre uno u otro. Responde a la pregunta ¿Prefiero “valor 1” o “valor2” en mi vida? Asigna un punto al valor que prefieres. Una vez el primer valor ha sido comparado con todos, comienzas por el segundo solo que este valor ya no se compara de nuevo con el primero.

Ejemplo realizado con el listado de valores FÍSICOS:

Imagina que he elegido los tres primeros valores de ese listado: Acelerar, Activo y Afán. Necesito ordenarlos por importancia por eso comienzo comparando el valor Acelerar con el valor Activo, me pregunto cuál es más importante para mí. En este supuesto para mí es más importante estar activo en la vida que ir cada vez más deprisa, por eso le asigno un punto al valor Activo. Compararé ahora el valor Acelerar con el valor Afán, imaginemos que para mí es más importante el valor Afán, le daré un punto a Afán.

Tendría este resultado tras la primera comparación: Acelerar (0), Activo (1) y Afán (1). Continuo la comparación. Ahora Acelerar ya no lo comparo con nada. Escojo el siguiente valor de la lista que es Activo y me pregunto si prefiero ser y tener actividad en mi vida o ser y tener Afán, mi respuesta es que prefiero ser una persona Activa o tener Actividad en mi vida por lo que asigno un punto a Activo y nada a Afán. Como solo tengo estos tres valores aquí termina mi comparación. Sino fuera así lo repetiría tantas veces como valores tuviera que ordenar.

Resultado final: Acelerar(0), Activo (2) y Afán (1). Esto quiere decir que el orden de importancia para mí es el siguiente: 1º Activo, 2º Afán y 3º Acelerar.

Debes hacer esto con cada categoría, al final deberás escoger como mínimo un valor de cada categoría que corresponderá con el primer valor de dicha categoría según su importancia para ti, es decir, aquel al que asignaste más puntos. Mi recomendación es que te centres solo en 10, los 10 más importantes para ti y para ello lo mejor es que elijas 2 de cada categoría y los que faltan para llegar a 10 los elijas libremente en cualquiera de las cuatro categorías.

Ahora ya puedes descubrir tus 1o valores principales. En el siguiente artículo te explicaré los siguientes pasos para que descubras como tener una vida valiosa.

¡No te lo pierdas!

Un abrazo,

Sabina

#ÉxitoDirectivo