Es cierto que superar un proceso de selección es muy difícil, pero cuando es uno mismo el que ha sido el causante directo de no superarlo duele  mucho más. Y es que muchas veces por desconocimiento cometemos errores que provocan que no obtengamos el resultado deseado. Desde ocultar información por no considerarla importante o por creer que se deduce del resto de contenido del CV, hasta añadir tanta información que al final mencionamos algo que nos cierra las puertas.

 ©-Depositphotos.com-OtnaYdur-Rudyanto-Wijaya


©-Depositphotos.com-OtnaYdur-Rudyanto-Wijaya

Tan malo es quedarse corto como pasarse pues si nos centramos en el resultado en ambos casos es el mismo: seguir sin empleo. Entiendo que hay cosas que no puedes saber ya que no es tu obligación saberlas, tu obligación o deber es conocer la profesión que deseas realizar perfectamente y que no sepas qué es importante y qué no en el CV no es resultado de tu incompetencia, ignorancia o incapacidad.

Tu eres un profesional de tu especialidad al igual que yo lo soy de la mía, pero es cierto que se pueden aprender cosas para ir eliminando errores y progresar hacia ese CV mejorado por tu esfuerzo y búsqueda de información.

Es complicado a veces hablar sobre aspectos del CV, pues depende y varia según sean los detalles de la vida de cada persona y ahí es dónde está el valor, no en unas directrices genéricas que no piensan en resaltar la riqueza de cada persona.

Pero en esta ocasión puedo hablarte de algo de forma más general, se trata de aquellos datos que indicas en tu CV y que llevará a plantear preguntas. No es la primera vez que un lector me pregunta si debe poner el salario que desea o no en el CV pues tiene miedo de que le descarten por ello. Muy sencillo, ¿te piden indicarlo en la oferta? Si la respuesta es no, ese dato sobra.

A otras personas les sucede con su estado civil, ya sea soltero, casado, divorciado… Los clientes que contratan mis servicios y han indicado esto en su CV, no se sienten cómodos cuando les pregunto por qué estás soltero/casado/divorciado… por supuesto luego les explico que les pregunté porque al mencionarlo en el CV le están dando importancia e invitan a querer saber más. No en “modo cotilla” no nos equivoquemos, sino para valorar si ese estado civil puede acabar afectando al empleo al darle una  importancia que no es necesaria. O en ocasiones ni se pregunta pues en la empresa se quiere personas solteras/casadas/divorciadas y no has tenido la oportunidad de hacer que quieran contratarte sin pensar en tu estado civil.

Más ejemplos, indicar u ocultar un período en el extranjero, lleva a preguntarse qué estás ocultando. Me refiero a qué si no deseas que te pregunten qué has estado haciendo ese año en varios países no lo menciones o al menos si lo mencionas no te pongas a la defensiva como si te preguntasen por curiosear. Si pones en tu CV que has ido al extranjero e indicas para mejorar el idioma, para buscar trabajo, para conocer otras culturas… a pesar de que te pregunten ya estás eliminando posibles dudas o malentendidos.

Sé que puedes pensar que no le importan al seleccionador ninguno de los ejemplos anteriores y es cierto, la respuesta que des le da igual. Su obligación es preguntar por si detrás de cada dato se esconde un ejemplo de superación y crecimiento personal que aporte valor a ese candidato o por el contrario demuestre una falta de seriedad, profesionalidad y ética.

Otro ejemplo curioso es el caso en el que se indica solamente la inicial de tu segundo nombre, ej. Pepe J. ¿por qué sería mi pregunta? Bien, pues resulta en este caso que si indicas los datos completos Google te devolvía información que le perjudicaba. Consciente de ello, se piensa que indicar la inicial protege cuando lo que está haciendo es llamar la atención sobre ese detalle y seguramente tras finalizar la entrevista el seleccionador buscará en Google el nombre completo que ha preguntado en la entrevista.

Si hay algo que no te guste o te resulte incómodo de explicar en tu pasado, trata de no mencionarlo en el CV o de hacerlo de modo que si se plantea una pregunta sea más de confirmación que de indagación. De esas que se pueden responder con un si o un no: “entonces viajaste un año a Alemania para mejorar tu alemán ¿correcto?”

Ya sabes, cuenta tanto lo que se dice como lo que no se dice. ¿Y tú de verdad no quieres que te pegunten? 🙄