Hoy es un gran día para mí, por fin he terminado un proyecto que me ha llevado más tiempo del que era necesario. Uno de los motivos por los que me ha costado más finalizar este proyecto ha sido por la influencia del llamadocerebro reptiliano“.

depositphotos.com-sirikornt

depositphotos.com-sirikornt

Esto también sucede a la hora de buscar empleo, pensar si montarnos por nuestra cuenta, inscribirnos a una oferta algo más ambiciosa, etc. ya que suele aparecer (o lo intenta) el cerebro reptiliano.

La finalidad de este cerebro, es regular los elementos básicos de supervivencia. Es compulsivo y estereotipado. Es muy eficiente a la hora de impedir que hagamos algo diferente o nuevo para nosotros y suele recurrir al miedo y a la vergüenza para plantearnos siempre que es mejor no salirnos del camino o de lo conocido.

Una vez comprendes cuál es su función, también puedes comprender hasta qué punto tiene razón y hay que hacerle caso o no. Es válido, si por ejemplo decidimos hacer la prueba de saltar de un edificio a otro ya que en tu mente plantearía esa posibilidad en la que tropiezas o resbalas y caes por el hueco muriendo al chocar contra el suelo.

Ya te digo que es eficaz en su trabajo y en el ejemplo anterior plantea la posibilidad más aterradora. En el caso de un proyecto nuevo como te decía, el decidir trabajar por tu cuenta o inscribirte en una oferta de trabajo algo ambiciosa, sucederá lo mismo.

En este caso, el miedo a que no funcione o no salga bien (proyectos, trabajar por tu cuenta, etc.) o el miedo a la vergüenza de que nos digan en la entrevista que no somos válidos o que no encajamos en esa oferta, hace que nos cueste, si es que finalmente lo hacemos, el llevar a cabo estas acciones.

He de decir que me ha ayudado mucho leer a Seth Godin, más en concreto su libro “El desengaño de Ícaro“, en el que habla sobre este fenómeno y reconoce que le ha sucedido a él. Lo que me recordó que todos somos personas al final, todos tenemos miedos, inquietudes, nos preocupa la vergüenza, el qué dirán, sentimos la necesidad de ser queridos, de encajar, etc.

Eso me llevó a querer contarte que durante este proyecto tan especial, me he visto afectada por esos miedos y dudas. Si finalmente conseguí finalizar y completar ese proyecto ha sido al pensar en el objetivo del mismo, ayudar a más personas. Si gracias a esta creación puedo ayudar a más personas, aunque solo sea una habrá servido el esfuerzo, las horas, la preocupación, y ese miedo y esas dudas serán vistas desde otra perspectiva, ya que demostraré a mi cerebro reptiliano que no tenía sentido y que eran irrelevantes.

El cerebro reptiliano trata de salvarnos de esa muerte o peligro, pero eso tenía sentido en la jungla o vida primitiva, no hoy en día. Normalmente vivimos temiendo aquello que podría suceder y que al final no sucede, cuando en realidad incluso aunque sucediese el peor escenario que nos desee mostrar ese cerebro reptiliano, la realidad es tenemos la capacidad suficiente para superar ese escenario e incluso  salir airosos y mejorados del mismo.

Podemos conseguir todo lo que nos propongamos, lo importante es creer en nosotros mismos y no dejar que nuestro propio cerebro tenga el control sobre nosotros y nos ponga limites a base de vendernos miedo o inseguridad.

Ahora que sé reconocer mejor al cerebro reptiliano suelo cantar esta canción o escucharla y eso me da fuerza y ayuda a colocar esos mensajes que envía el cerebro reptiliano en su lugar adecuado, ya que lo silencio y ridiculizo. ¿Quieres saber qué canción es? 😛

¿Quieres saber cuál es ese nuevo proyecto que he terminado? ¿Quieres tener acceso a algo nuevo que voy a lanzar en breve en Mejorar tu CV? ¡Suscríbete para no perdértelo! 😉

.SUSCRIBE