Hace ya varios días escribí un post sobre uno de los personajes de la película La Princesa Prometida, Iñigo Montoya, y ahora le toca el turno al segundo personaje de la película que creo también puede aportarnos algo, el Pirata Roberts.

Pirata Roberts

Pirata Roberts

En el caso del Pirata Roberts, sus enseñanzas las puedo dividir en dos aspectos distintos. Veamos:

El poder de la marca personal

Han pasado varios días desde el último post, así que espero hayas podido ver la película para no desvelarte nada que la estropee. Wesley es el Pirata Roberts, la realidad es que el pirata original lleva unos 15 años retirado y ha ido “prestando” su nombre a sus sucesores. 

¿Cómo se aplica esto en la búsqueda de empleo? Con la marca personal, que es lo que antes llamábamos “reputación”. Uno desea trabajar en una empresa por su reputación, reconocimiento y renombre, por ello las grandes empresas reciben siempre más candidaturas que las pequeñas.

El enfoque hay que ponerlo de dos modos, como candidatos, para no dejarnos llevar por la reputación o renombre de una empresa. Hay que tratar de informarse sobre la misma, para no llevarse luego sorpresas. Como profesionales pensando qué valores o ideas queremos transmitir. Ya he dicho antes que simplificando la marca personal es aquello que piensan o dicen de nosotros y normalmente una reputación lleva tiempo construirla.

Lo primero que debes hacer es creer en ti, en tus posibilidades, en lo que eres capaz de hacer. Después puedes valerte de las redes sociales para dar a conocer tu marca. A mi por ejemplo me pueden conocer como la chica de los CV, al margen de mi nombre y aspecto, pero eso es porque la idea que he querido transmitir es la de mejora del CV o mejora profesional, por lo tanto me sirve ese resultado.

Eso es lo que sucedía con el Pirata Roberts, debes tener claro qué quieres reforzar, hay quién hace hincapié en su nombre y apellido y quienes continuamente usan palabras de su profesión para tratar de posicionarse. Piensa también en tus logros, si eres capaz de decir y mostrar lo que sabes hacer sin duda reforzarás tu marca personal.

En la película, el pirata Roberts no debe hacer nada, simplemente debe recordarles resultados pasados,Soy el Pirata Roberts, no habrá supervivientes…“, para que se produzca el efecto deseado, en este caso la huida y temor de los soldados.

El valor de creer

Wesley, que encarna el pirata Roberts, es un gran ejemplo de optimismo, no solo cuando ha de partir en busca de fortuna al principio de la película, sino más claramente cuando ha de enfrentarse al Pantano del Fuego. La Princesa Prometida (Buttercup) le dice a Wesley que no sobrevivirán, a lo que el responde “Tonterías, lo dices porque nadie lo ha conseguido antes“. Claramente muchos lo llamarían loco, pero sin embargo tiene razón, solemos pensar que algo es imposible cuando nadie lo ha realizado antes, en lugar de pensar cómo podemos conseguirlo nosotros.

Al final sobreviven al Pantano de Fuego, simplemente debían detectar (para evitar sobre todo) las principales amenazas de dicho pantano. En la búsqueda de empleo te sucederá lo mismo, personas que dicen que siendo mujer no te contratarán, otros dirán que con la edad (demasiado joven o demasiado mayor) tampoco, algunos hablarán sobre la inexistencia de empleo en Redes Sociales, etc. ¿De verdad tienen razón y es imposible? ¡No lo creo!

Nada es imposible, que otro no lo consiga no significa que tu no puedas, y que hasta ahora no lo hayas conseguido no quiere decir que sea imposible. Quizá no has identificado las amenazas o no has sabido ver o mostrar las ventajas o el valor de tu marca personal de forma adecuada.

Sin duda es un gran personaje, que nuevamente al final, vuelve a usar su capacidad de impresionar e impactar para hacer creer a su adversario que puede derrotarlo cuando apenas tiene fuerzas. En muchas ocasiones las entrevistas son como una “lucha” psicológica entre candidatos y seleccionador en el que al final muchas veces gana quien transmite que es capaz, tiene ganas, interés y sabe hacer el trabajo. Obviamente si ha sido todo falso y mentira se detectará, pero si de verdad eres bueno, asegúrate de que el seleccionador lo crea, convéncele de que eres tu la mejor opción. Además, si te llamaron a entrevista ya tienes medio camino recorrido porque ya les gustas como para conocerte, solo quedará ese ultimo empujón.

¿Estás listo para aplicar las enseñanzas del Pirata Roberts? 🙂

.SUSCRIBE

[MTCV-Empresas]