Una de las partes más duras en la búsqueda de empleo es el silencio. Hay quien puede pensar que lo peor es que apenas haya ofertas o que no te citen a entrevistas, pero la realidad a la que se enfrentan los buscadores de empleo es a un silencio continuo y frustrante, sobre todo cuando pasan los días y meses y no hay respuesta por parte de los seleccionadores y las empresas.

depositphotos.com-Amaviael

depositphotos.com-Amaviael

Ya mencioné en un post sobre Infojobs los significados de los distintos estados de la candidatura a una oferta de trabajo, pero lo cierto es que independientemente del estado que indique tu candidatura la gran mayoría debe manejar el silencio y la inquietud asociada al mismo.

Como seleccionadora de personal no me parece bien que no se responda aunque sea con un recibido a la recepción de una autocandidatura espontánea. Por favor, hay plantillas que puedes tener el email y simplemente al final de la semana poner a todos los que enviaron su CV por email ese correo ¿de verdad tanto trabajo cuesta?

Pero en el caso de las candidaturas a ofertas anunciadas aún es más grave. Has puesto un anuncio y te han respondido, los candidatos (aunque el 80% no sean válidos por dejarse llevar por la desesperación al inscribirse cuando no cumplen los requisitos) han invertido su tiempo en enviarte su CV, ¿por qué no les responden? El colmo es el de los portales de empleo que es tan sencillo como seleccionar una opción, pero incluso si no quieres ir uno a uno, ¿por qué no cierran la oferta cuando han contratado ya a alguien?

Si, querido lector, yo me he preguntado como profesional el motivo de esa actitud por parte de mis compañeros de profesión y no lo entiendo, hay quien argumenta que es falta de tiempo, pero en mi opinión es falta de ganas de ser un buen ejemplo a seguir. Puedes configurar autorespondedores en el email que si detectan cierta frase o palabras clave envien automáticamente un gracias, hemos recibido su CV si tenemos alguna oferta le avisaremos o si es uno de los candidatos elegidos nos pondremos en contacto, etc.

Como decía lo más duro es esperar, esa espera que no termina porque siempre hay procesos abiertos, CV’s enviados y esperanzas y sueños de conseguir ese empleo. Ese silencio va matando poco a poco la energía, la fe y el deseo de seguir enviando CVs, en muchos casos hasta consume la autoestima, “¿tan poco valgo como persona que no merezco ni siquiera que me digas que no?Ese “NO”, queridos seleccionadores, es más valioso que la indiferencia con que maltratáis a las personas que luchan por un futuro mejor.

No me olvido de la peor situación de todas en la búsqueda de empleo, esos días tras una entrevista en los que crees que ha ido bien, que has conectado con el seleccionador/a y en los que se dijo que te comunicarían algo, en algunos casos hasta fanfarroneando de que “avisamos siempre”.

Cursos para Mejorar

Sé que hay alguna persona que lee este blog que se dedica a selección de personal y este post es para ellos, yo he llamado siempre para decir que no continúas en el proceso y agradecer el tiempo dedicado. ¿Sabéis cuantas veces me han reprochado algo? Ninguna. ¿Cuántos me han agradecido esa llamada? Más del 75%, la inmensa mayoría. El resto simplemente no reaccionaba ni para bien ni para mal (imagino por la tristeza o decepción).

Decir a un candidato “Lo siento, pero no cumples los requisitos”, “no encajas en el perfil”, “no continúas en el proceso”, etc. es una liberación para él. Y si te dan miedo las posibles preguntas, siempre entienden que no puedas darles detalles, pero al menos les has quitado sufrimiento, si sufrimiento, porque la ilusión y esperanza inicial de creer que se tienen posibilidades se convierte en un amargo desazón con el paso de los días y un esfuerzo por pensar mil situaciones que hayan podido retrasar esa llamada porque la mente, pero sobre todo el corazón, se resiste a creer que se trata de una oportunidad perdida.

A ti, lector y candidato, mi más sincero apoyo y ánimo, te invito a llamar tu, a insistir, a tratar de obligarles a que te den una respuesta que al menos no te tenga pensando o perdiendo energias cada día. Sé que muchos no llamáis por miedo, puede que pienses que no saber nada es mejor que saber que  es un “no”, pero eso solo es un engaño. El “NO” puede asimilarlo tu mente y pasar página para continuar y el silencio solo causa un mayor dolor prolongado en el tiempo.

Si de verdad valoras que te digan que “no” antes que el silencio, deja un comentario. Espero que si eres seleccionador y lees esto, tanto mi testimonio como el de los lectores te sirva para convencerte de que el silencio no es una buena opción. Es algo que no le sirve a nadie.