¡Espero que no! Como sabes, de anteriores artículos, me gustan mucho los acrónimos para expresar alguna idea en concreto. En el día de hoy te sugiero que no seas un candidato troll, que como imaginas no es nada bueno.

depositphotos.com-lightkeeper

depositphotos.com-lightkeeper

Un candidato TROLL es aquel que peca o incluso presume de ser:

Tímido  |  Raro  |  Orgulloso  |  Lento  |  Listillo

Y no exagero, en todos los procesos de selección que afronto como reclutadora me encuentro con candidatos que responden a alguno de los siguientes caracteres. Hacer pleno es complicado, pero todo es posible. Veamos cada una de las partes que forma un TROLL:

Tímido. No se trata de que seamos la alegría de la huerta, pero si de que no nos tengan que sacar las palabras con sacacorchos. Según el puesto al que se aspire es posible que un mayor nivel de introversión o extroversión esté bien considerado, pero como norma general, mostrarse tímido o decir abiertamente que nos consideramos personas tímidas nos podría apartar de nuestro objetivo hacia el empleo deseado. Sobre todo porque el seleccionador no puede leerte la mente ni adivinar que sabes hacer o que tan buen candidato eres si “te da vergüenza“.

Raro. Lo podrás ser, todos tenemos alguna manía o rareza, podemos ser “freaks” en lo nuestro, pero no te denomines “raro”, nunca. Porque el concepto que tu puedes tener de raro no es el mismo que puede tener el entrevistador. No te la juegues, tampoco digas que eres “especialito”, se trata de venderte, de seducir al entrevistador, no de que te vea con ojos extrañados cuando le digas que te consideras “raro”. Desde ese momento sólo pensará en ver dónde está la rareza. ¿Necesitas ayuda para elegir las palabras que te definen sin meter la pata? Adjetivos Negativos, Adjetivos Positivos y verbos.

Orgulloso. Una persona orgullosa normalmente no dirá que es orgullosa, a menos que lo haya detectado y esté trabajando en mejorarlo. En ese caso es posible que lo use de modo adecuado como expliqué en la fórmula de respuesta sobre los puntos débiles. A la gente no le gusta trabajar con orgullosos, los relacionamos con la chulería y la prepotencia. En el caso que lo seas y no lo hayas detectado es muy difícil que lo evites porque la personalidad se refleja y muestra en mayor medida cuando estamos en situaciones estresantes. 

Si estás muy contento y satisfecho de las cosas que has conseguido en tu vida personal y profesional y quieres decirlo, dilo, es tu decisión, pero con el tacto, el tono y las palabras adecuadas para que quien te escucha, o te lee si lo escribes en una carta de presentación, no detecte ese matiz de prepotencia que muchas veces acompaña al orgullo.

Lento. Lo siento, las empresas no quieren personas lentas, pues es sinónimo de tener que esperar, de retrasos y de lastre. Si lo que te gusta es trabajar de forma cuidadosa y garantizar hasta el último detalle, aunque eso lleve su tiempo, di que eres detallista, pero no que te consideras lento. Las empresas, y más según qué sectores y en qué puestos, quieren personas detallistas y que no dejan escapar ni una, pero lentos no, no quiere nadie. Cada vez se mide más la productividad/hora por trabajador y continuamente leo en ofertas de empleo las palabras “gran capacidad de trabajo“, además que por desgracia muchas veces se buscan trabajadores que cuenten como dos, es decir, que una persona sea capaz de hacer el trabajo de dos.

Listillo. La joya de la corona, aquel candidato dispuesto a probar que deberían hacerlo director general, consejero delegado o como mínimo que sabe muchísimo más que el reclutador. Y lo peor no es que esta actitud se aprecie en una entrevista, sino que también puede ser apreciable en una carta de motivación o incluso en la redacción del CV. Nadie quiere a un listillo en su equipo, como compañero de trabajo ni como jefe de departamento y lo peor es que quizá no te entiendan. Podrás saber mucho de tu especialidad y ser un fenómeno, pero no te pases de listillo, por ejemplo en el CV es el uso de abreviaturas que pueden no ser entendidas.

¿Se te ocurren algunos otros acrónimos? 😉