Este es mi “último artículo” (quizá escriba alguno algún otro día de forma puntual porque en el fondo me gusta escribir, jeje). Hoy vengo a despedirme de ti querido lector, hoy voy a dar un pasito al frente, voy a sacudirme los miedos, cerraré mis ojos y me lanzaré al mundo en la persecución de un nuevo sueño. A propósito de esto vengo a hablar contigo de una frase hecha que se utiliza quizás demasiadas veces a la ligera y sin pensarlo detenidamente… De este agua no beberé.

De este agua no beberé

De este agua no beberé

De este agua no beberé…

Todos hemos dicho esa frase en algún momento, una frase fácil de decir y de incluso usar cual bandera al viento para anunciar nuestra sentencia: De este agua no beberé. La realidad es que si no se tiene sed es muy fácil decir esa frase pero realmente esa frase adquiere valor cuando realmente se tiene sed, por lo tanto no digas de este agua no beberé si no has conocido la sed.

Si me conoces, y si no te lo digo ahora, creo firmemente en la pasión, para mí es un ingrediente principal a la hora de hacer cualquier cosa en la vida. Si no le vas a poner pasión, mejor déjalo y ponte a otra cosa mariposa. Obviamente hay que pagar facturas y quizá estamos en un trabajo que no nos gusta en absoluto, ciertamente cada uno sabe los motivos por los que hace lo que hace pero si puedes, si tienes la posibilidad avanza hacia a aquello que te provoque “taquicardia de amor”, como la llamo yo. Algo que te apasione. Puede ser en forma de hobbie o formándote en lo que te gusta si consideras imposible cambiar de empleo, pero si tienes la posibilidad (y realmente todos podemos elegir, solo que normalmente solo vemos el coste y no la oportunidad) trata de dedicarte a aquello que te apasione.

Volviendo a mi despedida, hace ya 17 años que decidí estudiar psicología por un motivo muy diferente a los Recursos Humanos, solo que (quizá sabiamente porque no estaba preparada) no me atreví a hacer, así que busqué otra cosa que me motivase y apasionara y realmente así ha sido durante casi 5 años que he estado aquí ayudando a buscar trabajo o a mejorar en su profesión a los que lo necesitaran. Antes de que naciera mi hija me di cuenta que ya no disfrutaba tanto, estaba un poco aburrida de lo que hacía y me costaba escribir artículos y asesorar a las personas, sentía dentro de mí que necesitaba un cambio de rumbo…

Al final voy a hacer algo que no tiene nada que ver con lo que hacía hasta ahora. Eso sí, conmigo se viene todo lo que he aprendido estos años y obviamente algunas cosas si las usaré como el coaching, la inteligencia emocional, mi formación en MBTI y en psicología… uno nunca olvida lo que sabe, y puede, si busca el modo, aplicar lo que utilizó en el pasado de forma nueva. También he de decir que llevo ya meses formándome y los que me quedan para poder estar a la altura de esta nueva aventura profesional. A los ya muchos libros, blogs y artículos leídos, le añado formación específica en inteligencia emocional y en psicología infantil. Ya no me verás en las redes sociales, solamente en Facebook y además ya nada será online sino que todo será presencial, en contacto con las personas. Hasta final del verano no empezará mi nueva dedicación que espero termine confirmándose en vocación y sea como cerrar el círculo y retomar el camino donde comenzó hace 17 años… el tiempo lo dirá.

De este agua no beberé… hasta que tenga sed.

Siempre pensé que no me cansaría de hablar de curriculums, entrevistas, redes sociales, etc. sin embargo ha sido así, por eso te comentaba que yo también dije en su día de este agua no beberé refiriéndome a eso y mírame ahora. Quizá si has cambiado de profesión o estás buscado hacer un cambio de rumbo en tu vida profesional entiendas bien lo que digo, miedo hay siempre cuando realmente no hay nada que perder porque lo que somos, nuestro yo o ser interior no puede perderse ya salga bien o mal un cambio de trabajo o de vida. Siempre tendremos dentro de nosotros la persona maravillosa que somos: un tesoro.

Aún no tengo pagina web y aún no está terminado de construir el nuevo espacio de trabajo físico que además tampoco estará ubicado en Murcia. Convertirme en madre ha supuesto un cambio radical en mi modo de entender el mundo y la vida, y a esos cambios se les añade pronto un cambio de domicilio y de profesión. En cuanto te pueda enseñar algo de mi futuro trabajo lo haré, como siempre tus palabras y apoyo han sido valiosos para mi.

Lo cual nos trae hasta aquí, el día de mi despedida, no podía desaparecer sin decirte nada, me parecía una falta de respeto. No te preocupes porque la página y tooooodo su contenido seguirá disponible, así como el libro y tres cursos (dos de los cuales están en el horno ahora mismo) para que por ti mismo con esta información puedas alcanzar tus metas. De todas formas, de vez en cuando algún artículo se escribirá de vez en cuando y la lista de suscripción sigue activa. Estaré encantada (si eres blogger) de que escribas aquí, en la que siempre seguirá siendo tu casa.

Te deseo de corazón todo lo mejor y sobre todo pasión, mucha pasión en tu día a día.

Un abrazo de corazón!

Sabina