No se puede generalizar a la hora de hablar de seleccionadores, pues hay de todo tipo y eso es algo muy importante a tener en cuenta cuando preparas la entrevista de trabajo. Ir a una entrevista y dejarse llevar por lo que pase o pregunte el seleccionador dejará tu candidatura en manos de la otra persona y puesto que no siempre tratarás con un profesional es un riesgo que nadie debería asumir.

depositphotos.com-CandyBoxImages

depositphotos.com-CandyBoxImages

Como seleccionadora profesional me encuentro muy a menudo con la misma situación al realizar entrevistas, se trata de la dificultad con algunos candidatos de obtener información. Ya te expliqué en otro post el tiempo que se debe hablar en la entrevista de trabajo, pero ahora no me estoy refiriendo a que el candidato no hable, sino a que no habla sobre lo que debe de hablar.

El error más común que comete el entrevistado es pensar que aquello que está escrito en su CV no hace falta decirlo, cuando no es así pues si no no tendríamos entrevistas. Desde que realizo el servicio de preparación de entrevistas he podido constatar que aquellos que evitan repetir lo que dice el CV piensan que avasallan al seleccionador o que están siendo redundantes. Te aseguro que no es así.

Está claro que para obtener una misma información no todos los seleccionadores usarán la misma pregunta, incluso el mismo seleccionador a veces reformula las preguntas que hace si ve que el candidato no entiende o no ha respondido lo que quería saber.

Lo que más se repite es el omitir tareas o funciones porque o bien esán listadas en el CV o bien porque se asume o presupone que el entrevistador sabe las tareas y funciones que realiza alguien de ese puesto. Creeme si te digo que es un grave error.

El entrevistador te ha llamado para que le expliques con tus palabras lo que sabes hacer, tiene una idea de ello porque está escrito en tu CV pero no sabe hasta que punto recuerdas esas tareas o si las has copiado de su oferta de empleo pero no tienes ni idea.

Una pregunta que desconcierta a muchos y que es muy habitual es “Cuentáme un día normal de tu trabajo“, no quiere saber si miras el email y la hora de llegada y salida, sino las tareas que llevas a cabo en un día normal. En aquellos puestos que las tareas son distintas según el día del mes debes decir que depende del día del mes haces unas cosas u otras y luego por supuesto darle el detalle de lo que haces, en qué orden, etc.

Si por ejemplo eres un contable deberías indicar tareas distintas para el cierre del mes a las del comienzo del mismo. Si eres de Recursos Humanos y te encargas de las nóminas te pasará lo mismo, a final de mes esa es tu prioridad.

Cursos para Mejorar

Ten en cuenta que el explicar las tareas y funciones ordenadas en el tiempo (si están limitadas por el mismo) u ordenadas por importancia transmite una imagen de profesional, organizado y responsable que sin ese detalle no se podría observar. En definitiva ayudas a que el seleccionador vea que eres competente no solo en el sentido de recordar como se hace una determinada tarea sino también en el de la organización, importancia y responsabilidad sobre cuando se deben realizar esas tareas.

Es importante no repetir las tareas como un loro en el mismo orden del CV, debe ser una conversación natural donde expliques algunas con más detalle pues lo requieren. Por ejemplo atender el teléfono no necesitaría mucho más detalle en un puesto donde esa tarea es secundaria, pero una teleoperadora si debe explicar si por ejemplo usa una centralita, el modo en el que decide si envia una llamada a alguien o no, la prioridad que tienen las llamadas, etc.

Como insisto siempre la mayoría de aspectos en el CV y entrevista son relativos, no puedes tomar nada al pie de la letra, por ello hacer un CV y preparar una entrevista es complicado y debes poner el foco en ti y en el tipo de ofertas de tu interés, no en lo que hace la mayoría.

Debes adaptar tu explicación en la entrevista según la importancia de las tareas y de la oferta. Me pasa muy a menudo con clientes y candidatos que entrevisto que te cuentan con todo detalle una función o tarea y no mencionan ni por encima lo que ponías en la oferta como importante o imprescindible.

Recuerda, no importa que en tu CV u oferta aparezca, si no lo dices es como si no existiera. 😉