En el vídeo de hoy me ha parecido interesante destacar una habilidad que es determinante en el crecimiento profesional de muchos directivos: la inteligencia emocional. Espero te guste.

Un abrazo,

Sabina