No es la primera vez que insisto en que continuar formándose es muy importante. El seguir formándose sin embargo, no debe responder al deseo de encajar mejor en las ofertas de empleo o al hecho de no querer quedarse atrás o desfasado. La mayoría de las personas lo hacen solo por esos motivos y aunque puede parecer que es algo normal o habitual, no es lo más aconsejable. Al final se nota cuando alguien se está formando por pasión, ilusión y ganas de aprender y mejorarse a uno mismo.

Captura de pantalla 2014-09-22 a la(s) 11.44.21

No son pocos los que me han respondido en entrevistas que al perder el empleo decidieron estudiar “porque así al menos invertían en tiempo en algo”. Como comprenderás esa no es una razón poderosa, puede que sea válida, como todos los motivos que puedan llevar a alguien  a decidir estudiar o formarse, pero no es poderosa.

Lo que marca la diferencia en la mayoría de entrevistas y candidatos es la pasión, motivación y entusiasmo que sienten por el trabajo ofertado. Es por ello que pese a no tener algún conocimiento o hacer tiempo que no se trabaja en ese puesto, se puede llegar a preferir a un candidato que “vive” por esa profesión, antes que escoger a otro con más formación, experiencia, etc.

Una vez más creo que se enseña mejor siendo ejemplo que dando consejos y por eso me alegra contarte que en breve voy a comenzar un Curso de Certificación de Experto en Coaching con PNL e Inteligencia Emocional. Hace mucho tiempo que quería realizar esta formación y me alegra poder comenzarla mucho antes de lo previsto. Al igual que cuando realicé el Master en RRHH estoy convencida y entusiasmada con la idea. Este sábado acudí a una serie de ponencias y charlas sobre Coaching e incluso terminé andando sobe cristales, jeje Aquí te dejo el vídeo en el que como puedes comprobar se me ve emocionada y es que significa mucho para mí el poder dar el “paso” de formarme como coach.En mi caso el curso son unos 9 meses de formación y 380 horas, por lo que se trata de una inversión en tiempo importante.

[Ojo, no intentes caminar sobre cristales en casa. Hay que seguir unas instrucciones muy concretas para poder hacerlo sin cortarse.]

El caminar sobre cristales no deja de ser una metáfora, pues significa que para conseguir tu objetivo (llegar al otro lado sin cortarte), se debe ir con cuidado y tomando consciencia de cada paso que se da. Cada cristal que se rompe bajo tus pies simboliza ese cambio que se va a producir dentro de ti conforme avanzas hacia tu objetivo. El abrazo final es el símbolo de la celebración de lograr la meta y conseguir tu objetivo, algo que muchos se olvidan de hacer, agradecer y celebrar los éxitos por pequeños o grandes que estos sean.

Hay muchos tipos de formación, pero en todas ellas se debe valorar el esfuerzo en tiempo y dinero que se ha de realizar. Hay formaciones que son más asequibles en este sentido, pero sin importar lo que impliquen de tiempo y dinero, debemos tener claro lo que nos va a aportar.

No son pocas las personas, que tras una formación se sienten frustrados y deprimidos al no encontrar trabajo, eso es porque desde el primer momento el motivo y la decisión de realizar esa formación estaba equivocado. Ningún curso que prometa darte empleo debería ser tomado en serio, incluso aun cuando sea verdad el hecho de que terminen encontrando trabajo los alumnos. El motivo principal para hacer una formación debe ser el deseo de mejorar como persona / profesional, de ese modo es como más se aprovechará la formación y más se aprenderá y disfrutará con su estudio.

No es algo desconocido para todos el decir que hoy en día nada garantiza un trabajo, no importa el número de carreras que se tengan, masters o idiomas. Hay personas que pese a tener todo lo deseable no logran ser contratadas. Y es que tener facilidad para estudiar no es lo mismo que tener pasión, motivación y entusiasmo por lo que se estudia.

Y tú, ¿Qué razones crees que hay para seguir formándose? 😉

 

.SUSCRIBE