Hola! Sí comienzo este artículo como si fuera una carta y es que al final siento que te escribo a ti directamente que me lees, que estás esperando a que regrese y pueda seguir ayudándote o simplemente acompañándote quizá en este camino profesional en el que te encuentras ahora. Para ti especialmente he pensado estas palabras, pero antes de empezar repítelas en silencio varias veces como si fueran un mantra… “La importancia de Fluir“.

La importancia de Fluir

La importancia de Fluir

Hace muchos meses que no escribo tal y como te expliqué en mi anterior artículo, al final he “regresado” en Diciembre. Pongo regresado entre comillas porque sinceramente no pienso volver, al menos no a lo que conocías antes, posts a diario, múltiples servicios, presencia continua en Redes Sociales, etc.

He tenido un gran entrenamiento en estos meses previos para aprender a escucharme, a entender qué es lo que me pide el cuerpo o mejor dicho el alma, ya que cuando tenemos que escuchar al cuerpo es porque teníamos amordazada el alma y esta solo encontró el medio de llamar nuestra atención a través del cuerpo con malestares físicos.

Así pues, creo que puedo decir sin miedo a contradicciones por parte de ningún lector/a (que haya sido madre o padre), que ahora mismo tengo el trabajo más difícil e importante de mi vida. Nunca pensé que sería cierto lo de no dormir, lo de estar disponible 24 horas los 7 días de la semana, que sería complicado incluso darse una ducha, etc. Por suerte son etapas y con sus casi 5 meses mi pequeña ya me permite algún ratito que otro.

Sí, sé que dije que volvería en Noviembre, pero es obvio que no ha sido así, no te mentí cuando escribí que volvería, obviamente era una promesa desde el desconocimiento de lo que viviría después. Sin embargo ahora si puedo decirte que no me duele retractarme de lo prometido, volver a escribir vuelvo, volver a ofrecer servicios también pero distinto (muy distinto), los cursos prometo grabarlos a lo largo de 2017 (primer trimestre con suerte) y algún que otro cambio más que pueda ayudarte o beneficiarte.

No quiero dejar a mi bebé tan pequeña en una guardería y no lo siento en absoluto, la vida pasa muy deprisa y quiero disfrutar de ella, por eso lo de los cambios que te comentaba y que ya te detallaré en otro artículo para que como siempre no te falte información sobre mí.

Comenzaba el artículo pidiéndote que repitieras como un mantra la frase “La importancia de Fluir” y es algo que me ha ayudado mucho para poder decidir cómo quiero que sea mi vida profesional en los próximos meses o años.

¿Cómo funciona?

Pues básicamente se trata de cerrar los ojos y repetir la frase “La importancia de Fluir”  mentalmente mientras respiras con mucha calma, hasta que sientas que tus pensamientos desaparecen (si eres como yo tardarán un rato ;-)) y entonces piensa en aquello que te perturba o preocupaba, si lo haces bien tu corazón te dará la respuesta.

Pista: la opción correcta es aquella que te deja totalmente en paz y tranquila. Todo aquello que te produce incomodidad o dudas o malestar de algún tipo te está indicando que ese no es el camino a seguir.

Por suerte hay algo maravilloso en la vida y es que si te equivocas ella sola te re-dirige. Así que en definitiva, si no consigues o deseas usar este mantra para tratar de seguir el camino adecuado para ti, en cierto modo la vida te obligará a usarlo cambiando tus circunstancias. Ante cualquier revés o cosa inesperada recuerda la importancia de Fluir, ya que si eliges dejarte llevar o guiar el camino será más rápido y fácil que si opones resistencia.

En breve te escribiré de nuevo para explicarte el modo en el que voy a Fluir profesionalmente el “próximo año”.

Un abrazo de corazón!
Sabina Serrano

PD: Si quieres convertir tu CV en una herramienta que te lleve al éxito puedes conseguirlo con mi curso online. 😉

sabina curso