Son muchos los candidatos que pasan gran parte de su día opinando en LinkedIn, compartiendo contenido en Redes Sociales, Tuiteando, Dando a “Me gusta”, etc. Esto es normal porque saben que muchos reclutadores están en las Redes Sociales y buscan a los candidatos en internet. Pero, ¿dónde fijamos los límites?

depositphotos.com-alliesinteract

depositphotos.com-alliesinteract

Quizá es porque voy algo más allá que otros seleccionadores, pero me parece un despropósito escuchar a un seleccionador decir que si un candidato no tiene un Klout de más de 75 no lo tiene en cuenta en un proceso de selección. Puede que si quieres contratar a un Comunity Manager sea “justificable” (que tampoco) pero incluso así me parece un poco sacar las cosas de contexto.

Sé que hay seleccionadores que me leen, quizá alguno me corrija si es que realmente estoy equivocada en lo que planteo, pero para mi una persona es mucho más que un indice de Klout, un número de Tweets, el número de contactos o seguidores, etc.

Porque siendo realistas, ¿de qué me sirve a mí que el candidato sea el contribuidor principal en un grupo de LinkedIn? De nada. Aunque para ser contribuidor principal se requiere constancia y estar cada dos por tres respondiendo comentarios y compartiendo contenidos.

Esto me recuerda algo que explico en el mini curso gratuito de presencia online, porque muchas veces confundimos la cantidad con la calidad. Si eres contribuidor principal pero los comentarios que respondes lo haces de modo superficial o son negativos, los contenidos compartidos no son relevantes (no son propios, no son de tu profesión, son simplemente noticias, etc.) entonces no me sirve de nada que seas contribuidor principal.

¡Ojo! Que solo sabré si eres contribuidor principal si entro en cada uno de tus grupos, siempre que los muestres en el perfil. Además, solo veré las actualizaciones si has activado que estén visibles.

Siguiendo con el ejemplo, incluso aunque ese candidato “contribuidor principal” tenga todos los requisitos de la oferta de empleo no significa que encaje en la cultura de la empresa, ni que muestre una actitud positiva en la entrevista.

¿Cuántos hay en las Redes Sociales que podrían ser catalogados como contribuidores principales por el número de interacciones que tienen y que sin embargo son negatividad en estado puro?

Ya dije en más de una ocasión que en las Redes Sociales y el reclutamiento 2.0 lo que debe primar es lo que ha primado siempre, las personas. Si nos quedamos con índices de Klout, la etiqueta de “Contribuidor Principal de LinkedIn” o cualquier otra que surja, estaremos siendo esclavos de una herramienta más en selección de personal, pues las Redes Sociales están al servicio de las personas y no las personas al servicio de las Redes Sociales.

Recuerda antes de obsesionarte con ser contribuidor principal o tener un Klout de 90, etc. que prima la calidad frente a la cantidad, y que la calidad al final pasa por demostrar la actitud que tienes ante la vida, trabajo, otras personas, etc. 😉