Cuando se trata de ciertos temas suele existir una tendencia al ocultismo de información para preservar la ventaja competitiva que se tiene sobre los otros. Para hacerme entender mejor voy, a poner un ejemplo fuera del tema de buscar empleo y paso luego a explicarte lo que sucede en el de la búsqueda de empleo.

Derechos de foto: Fotolia

Derechos de foto: Fotolia

La imagen personal

De muchos es conocido, sobre todo si se trabaja en profesiones relacionadas con la estética, peluquería, etc. que las mujeres (también hombres pero en menor medida) suelen ser muy recelosas de lo que hacen para estar más guapas y hermosas. Se da, y no pocas veces como respuesta a la pregunta “Que guapa estás, ¿qué te has hecho?” un “Nada” o “Pues no sé, yo hago lo mismo de siempre“.

Estoy generalizando y obviamente no todas las mujeres actúan así, pero se da una gran mayoría de casos en los que esto sucede tal y como te comento. Esto suele perjudicar a las peluqueras y esteticistas ya que sus clientes en lugar de recomendar sus productos o tratamientos, suelen ocultarlos para que sus “conocidas-amigas” no los utilicen o para que piensen que son así por “naturaleza”.

En la búsqueda de trabajo

He tenido ya varios clientes que me han dicho textualmente “Sabina te voy a recomendar a todos mis conocidos, excepto a los de mi profesión, a esos cuando ya tenga mi nuevo trabajo“. Me lo dicen abiertamente y soy consciente de que esto sucede.

Al mismo tiempo tras la contratación de uno de mis servicios, me comenta el cliente que tiene compañeros de profesión que son peores que él/ella y sin embargo a estas personas las están contactando en LinkedIn o les llueven ofertas de empleo. Esto suele ir acompañado de la pregunta del título: “¿Por qué los seleccionadores llaman a otros que son “peores” que yo?”

Al igual que te exponía el caso de la imagen personal, aquí sucede lo mismo, no te están dando toda la información. Se limitan a decirte que con estar en LinkedIn ya les contactan o que les llaman sin haber hecho nada, etc. Bueno, eso no suele ser así, pero simplemente no quieren decir o desvelar sus “armas” para que no las puedas utilizar tú y le perjudiques quitándole un puesto que le pueda interesar. Además si me dices que son “peores” que tu, quizá lo sean pero si saben venderse mejor que tú y se mueven tienen muchas más posibilidades de que alguien les vea y decida contratarles.

Algunas cositas que suelen hacer y no te dicen:

LinkedIn, solo con estar no basta, seguro que están en grupos (puede tenerlos ocultos y así hacerte pensar que no está en ninguno) y que además interactúa en ellos.

El Curriculum Vitae, eso de que te llaman sin hacer nada… seguro que ha enviado el CV a muchas ofertas o como autocandidatura a empresas y agencias de selección o reclutamiento para que le tengan en cuenta.

El networking. Es muy posible que quede con personas interesantes, acuda a ferias, congresos o eventos y que no te diga nada al respecto.

Etc.

Y tú, ¿de verdad vas a seguir creyendo que las cosas que les suceden a otros son por “arte de magia” o vas a trabajar en crear tus propias oportunidades?