Que la crisis que comenzó en 2008 lo ha cambiado todo ya lo sabemos, pero no todos la han sufrido del mismo modo. Hay cientos de personas que llevan años sin trabajar porque “no sale nada” y otras que nunca habían dejado de trabajar, ahora van de trabajo en trabajo, etc.

depositphotos.com-sirastockid08

depositphotos.com-sirastockid08

También hay estudiantes a los que no se les da una oportunidad y a pesar de hacer la carrera, master o idiomas les siguen pidiendo experiencia. Esa es la realidad de muchos, pero no la de todos.

Es muy importante que tengamos clara la situación actual del empleo, ya que de ello va a depender nuestra estabilidad emocional y seguridad a la hora de organizar el CV y de responder en la entrevista. Ese es el objetivo de este post, no quiero que te quedes ahí lamentando la situación y ni enviarte mensajes negativos.

Antes de la crisis, lo normal era encontrar CV’s con muchos años de experiencia, en los que apenas había meses vacíos entre empleos o incluso se iniciaba la actividad laboral en los últimos años de estudio. Eso quedó atrás. Lo normal ahora es encontrar varios tipos de CV y es importante que entiendas que es normal y fruto de la situación actual para no caer en la infravaloración de ti mismo o la inseguridad.

1er tipo de CV: SENIOR

Suelen ser perfiles senior. Adultos que ya han tenido experiencia laboral previa. Dependiendo de la edad tienen más años acumulados de experiencia, eso es obvio, pero en casi todos ellos, el número de empresas para las que se ha trabajado no supera las 5 y en la mayoría el tiempo de duración de dichos empleos ha sido de varios años. Entre 2008 y 2013 suele aparecer el primer cese sin cambio de empleo en sus CV. La aparición de dicho fin de actividad laboral suele variar dependiendo del sector en el que se trabajaba y la empresa. ¡No todas han cerrado en 2008!

2º tipo de CV: JUNIOR

Los junior. Son profesionales que ven como a pesar de tener estudios no les dan la oportunidad, algunos ante la escasa falta de ofertas se dedican a sacar una segunda carrera, perfeccionar un idioma o incluso irse a otro país a probar suerte. ¿No son válidos? Claro que si, pero por desgracia pocos dan con buenas empresas que les den la oportunidad ya que lo habitual es ver ofertas de contratos de prácticas o becarios de 6 meses.

3er tipo de CV: MULTI-EMPRESAS

Aquí no importa tanto la edad, sino más el sector al que se quiere acceder y tipo de profesión o empleo a desempeñar. En este tipo de curriculum vitae abundan las empresas, puedes encontrar hasta más de 20 empresas distintas en un plazo de 2 años. Algunos han tenido experiencias algo más duraderas antes de la crisis y otros no. Son los trabajadores de ETT o sustitutos. Consiguen trabajo pero de un máximo de 6 meses para refuerzos de Navidad, vacaciones, bajas, etc. y los combinan con períodos en paro entre empleo y empleo.

¿Todo esto por qué te lo digo?

Primero, tener periodos muertos en el CV se está volviendo una cosa habitual, tener muchos empleos distintos también y tener un paron de algún año en tu curriculum también. Esto has de tenerlo muy claro por si algún seleccionador “listillo”, que siguen existiendo por ahí, decide hundirte la moral diciéndote que “si no te hacen fijo en ningún empleo de sustitución, por algo será” o “que no has estado haciendo nada este último año”, etc.

Ojo, porque hay quien no quiere ver la realidad sentado desde su mesa de trabajo y me he encontrado con más de uno y dos “colegas” que me han dado vergüenza ajena al hacer esas valoraciones.

Es importante que te expliques y argumentes cada detalle de este tipo con tranquilidad y normalidad. Esas cosas te ayudarán a mostrar quién eres, se puede distinguir fácilmente el que no ha podido hacer más del que no ha querido. Hay detalles como continuar estudiando, trabajos “en negro”, ayudar a familiares, hacer chapuzas, dar clases, limpiar, aprender un idioma, un máster, una carrera, ser voluntario en una ONG, cuidar de un familiar, etc. podría seguir pero creo que ya habrás pillado la idea.

Resumiendo: hay muchos tipos de CV nacidos de esta crisis y hay muchos tipos de situaciones que se reflejan en los mismos.

No te dejes humillar, ni hundir, ni despreciar. ¡Defiende el profesional que eres!