Momentos "¡no puedo más!"

Este artículo nace tras una conversación con una persona desempleada, pero la realidad es que sirve para todas las personas por igual, estén desempleadas o no. Por supuesto, según las circunstancias de cada uno, podrá decir que ha experimentado esta sensación en una o más de una ocasión, e igualmente dependiendo de la gravedad de las circunstancias la habrá percibido con un grado de intensidad diferente.

Como decía, todas las personas en algún momento de su vida han sentido o experimentado el momento «no puedo más». Conozco personas que les ha sucedido estudiando el carnet de conducir, dónde tras 4 veces suspendida la prueba sienten que no pueden más.

Otros lo experimentan en los estudios, cuando quedan dos exámenes y llevas semanas sin parar de estudiar. La sensación de no puedo más, llega cuando se está realizando un esfuerzo importante y continuado, y disminuye cuando se acerca el final, ese último examen que se apruebe o suspenda significa descanso durante un tiempo.

Generico_468x60_v1En el caso de las personas desempleadas, no se juega con esa ventaja de saber que es la última oferta, entrevista o proceso de selección. Uno nunca sabe si lo conseguirá esta vez o tendrá que llegar una nueva oportunidad para lograrlo. Hay entre las personas que buscan trabajo, quienes piensan que lo peor es que no te llamen y quienes piensan que lo peor es que te llamen y no pases la entrevista.

Ambos tienen razón y ambos están equivocados porque los sentimientos y emociones no se pueden comparar, ni deberían. Para una persona es lo más terrible no encontrar ofertas a las que inscribirse y para otra lo es no superar la entrevista. Ambas tienen un problema que les produce ese malestar y nadie puede ponerse los zapatos del otro al 100% ya que lo que pensamos y sentimos está influenciado por lo que hemos vivido y experimentado.

De hecho, hay situaciones para las que uno cree que conoce su reacción o cómo le va a afectar algo y llegado esa situación o hecho reacciona de forma inesperada e imprevista porque no ha tenido algo en cuenta, porque ese día se levantó cansado, porque ha ocurrido algo en el último minuto que cambia su forma de ver esa situación o hecho, porque no analizó sus emociones o pensamientos en profundidad, por…

Es por eso, que todos hemos sentido en algún momento la sensación de no poder más. Aunque puedas pensar que este es un consejo del tipo «mal de muchos consuelo de tontos«. El mensaje que quiero transmitirte va mucho más allá. Te voy a nombrar una serie de personas que seguramente te sonarán de algo: Michael Jordan, Wiston Churchill, Thomas Edison, Steven Spielberg, Charlie Chaplin, Marilyn Monroe, Soichiro Honda, Walt Disney, Albert Einstein, Charles Darwin, etc.

Esa lista de nombres (la cual puedes ampliar hasta 26) tienen algo en común, todos ellos, todos sin excepción fueron rechazados. Seguramente sintieron con gran intensidad esa sensación de «no puedo más» al ser rechazados, pero no se quedaron anclados en esa sensación. Siguieron intentándolo y luchando por lo que querían, hasta tal punto que han sido personas de éxito. En este enlace puedes leer sobre las 26 personas de éxito que fueron rechazadas.

Hay una canción bastante reciente que he descubierto hace poco y que me anima a seguir escribiendo post y a querer ayudarte durante tu búsqueda de empleo. Y es que justamente dice lo que digo en el artículo, su título traducido es: «todos caemos«. Y yo añado que es tu decisión y tu derecho el levantarte de nuevo. Espero te guste, es en inglés, pero está subtitulada al español. 😉

Si caes, ¡utiliza el contacto con el suelo para impulsarte y llegar más alto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *