El tema de hoy creo que es necesario abordarlo pues a la hora de interactuar en las Redes Sociales estás dejando un rastro digital que en muchas ocasiones (más de las que podrías pensar) será visto o detectado por un reclutador o seleccionador. A pesar de que es LinkedIn la red profesional que más contratos logra, lo que pocos mencionan es que el análisis de cualquier perfil en redes sociales puede tirar por tierra el esfuerzo a la hora de conseguir un empleo aunque en LinkedIn seas el “profesional perfecto”.

©-depositphotos.com-bloomua

©-depositphotos.com-bloomua

Lo he dicho muchas veces, en las Redes Sociales hay que estar, pero por estar no me refiero a tener el perfil cumplimentado sin usarlo. Ahora bien, aquí es donde cobra importancia este post, pues usar las Redes Sociales no es tan fácil como darle al botón y listo. Implica muchas cosas a tener en cuenta más allá de lo que a comportamiento entre personas se refiere y la educación al interactuar con otros usuarios.

Hay que usar las Redes Sociales, pero de forma adecuada. Una de las formas más fáciles de interactuar es compartir contenido de otros, lo ideal es compartir contenido que has creado tu mismo, pero eso es algo complicado que requiere de más de un post sobre el tema. Centrándonos en lo “fácil” que no lo es tanto, voy a explicar porque digo que hay que tener cuidado con lo que compartes en las Redes Sociales.

Compartir es estar de acuerdo con algo”

Una gran mayoría de personas creen que cuando se comparte un contenido es porque se está de acuerdo con el, normalmente esa suele ser la razón en un gran porcentaje, pero ojo, porque en ocasiones se comparte contenido con el que no estás de acuerdo para “protestar” o dar a conocer algo que no consideras adecuado.

En LinkedIn por ejemplo tienen la opción “Recomendar” y “Compartir”, que en mi opinión es algo ambiguo pues nuevamente puedes recomendar o compartir algo con lo que estás de acuerdo o no. En este caso la única opción es añadir un comentario diciendo si estás a favor, te gusta, es interesante, etc. o en contra, no te gusta, no compartes el contenido, etc.

En Facebook, más de lo mismo, no ofrece un “no me gusta”, algo que facilitaría mucho las cosas, al igual que puedes decir que te gusta algo, que puedas decir que no. En este caso nuevamente para completar la opinión que se tiene debes dejar un comentario escrito. Pues ya ves el peligro de “presuponer” que los me gustas quieren decir eso, que te gusta.

Puede parecer obvio en algunos casos, por ejemplo si un seleccionador ver un “me gusta” tuyo a una foto de un niño pasando hambre, no estás diciendo que te guste eso, sino que tratas de divulgar algo que no comparte y desearías no sucediera en el mundo. Pero ¿lo va a tener tan claro en “me gusta” a noticias, información de actualidad y demás?

En Google +, más de lo mismo, tienes “+1” y “Compartir”, vueltas con lo mismo pues no en todos los casos va a quedar claro si estás de acuerdo o no, a menos que añadas un comentario según el contenido de que se trate.

En Twitter, si hay una Red Social que está más avanzada y trata de hacerlo bien es este, están los “RT” y “Tuits” para compartir el contenido que encuentras, pero lo que se utiliza mucho en esta red social por suerte son los hastag (#) mediante los que se pone etiquetas al tuit en forma de palabras clave, pero que muchos otros usan para aportar su opinión diciendo un #bueno, #muybueno, #nomegusta, etc.

Otra facilidad que aplaudo, pues aclara las cosas, son las valoraciones que se han puesto de moda en tuiter, que a falta de botón de “me gusta” como Facebook o del “+1” no ha impedido a la gente aportar su opinión. Verás en muchas ocasiones en tuiter “+1” significaba que se estaba de acuerdo, pero ha degenerado a “+10”, “+100”, “+1000” para mostrar el grado de acuerdo o lo mucho que nos gusta lo que estamos compartiendo.

Mi sugerencia es que siempre que puedas dejes claro que opinas de lo que compartes. Por ejemplo en twitter que ya se está más acostumbrado a hacerlo, bastaría con añadir “-1”, “-10”, etc.  En el resto de Redes Sociales, en caso de duda sería interesante que te posicionarás con respecto al contenido que compartes aunque implique dejar un comentario.

Yo entiendo, y siempre lo he visto así, que uno no hace suyo lo que comparte, pues en muchas ocasiones sobre todo si conoces a la persona, sabes que acaba de tuitear algo con lo que no está de acuerdo, simplemente por dar a conocer algo que puede parecerle un horror. Pero… yo no soy todos los seleccionadores y seleccionadoras, y hay muchos que meterán en el mismo saco todos los tuits como si fueran tuyos, es decir tu opinión, valores, etc.

Por ello, tan importante es posicionarte como la cantidad de los contenidos que compartes según distintas agrupaciones que podemos establecer facilmente los seleccionadores, pero este contenido lo explicaré en otro post que este ya es muy largo.

Si te estás iniciando en esto de buscar empleo mediante Redes Sociales, te invito a leer la guía gratuita “Rumbo al empleo 2.0“.

¿Te gusta / no te gusta un contenido, artículo, noticia, etc.? ¡Compártelo con tu opinión! 😉