El otro día me preguntaban en un comentario dentro de un grupo de LinkedIn, por qué los seleccionadores no nos poníamos de acuerdo y diseñábamos un modelo o tipo de CV que fuera universal. En Europa por ejemplo tenemos el Europass y en América utilizan el modelo de currículum americano, etc. Estos modelos se crearon para que todos los CV cumplieran los básicos de selección y tuvieran posibilidades en los países que conforman América y Europa.

©-Depositphotos.com-Gvictoria

La realidad como bien decía esta persona que hacía la petición es que los seleccionadores suelen tener diferentes preferencias. Es muy cierto que hay diferencias en lo que se prefiere, pero eso es normal pues se trata de personas con experiencias y en ocasiones formaciones muy dispares. En cualquier caso hay ciertos básicos que se deben cumplir y en los que todos los seleccionadores están de acuerdo.

Y aunque existen Currículums vitae estandarizados, la realidad es que estos CV no aportan valor porque no se adaptan a tu experiencia, habilidades, etc. Es como pretender que a todo el mundo le siente bien un pantalón de la talla 42 de pitillo.

¿En qué se parece un pantalón a un CV?

Tamaño:

Si cogemos unos pantalones de pitillo de la talla 42 en azul, seguramente no le quedarán bien a todos aquellos que se los puedan poner. Si tu CV necesita que sea una talla 38 (porque no tienes apenas experiencia y acabas de terminar los estudios), el usar una talla 42 porque es la estandarizada haría que pareciera que te viene enorme el pantalón (o el puesto). Si por el contrario tienes mucho que contar quizás te quede apretado ese pantalón talla 42 y parezca que te queda pequeño el puesto.

Diseño:

Hace unos años se pusieron de moda los pantalones tipo pitillo, pero no a todo el mundo le quedan bien. En este  sentido según el tipo de curvas que tengas (experiencia, logros, estudios…) puede quedarte horrible o que te quede como un guante.

Color:

Ya dijimos que al CV hay que darle color, sabiendo que no todos los colores son válidos. Todo depende de lo que quieres destacar o disimular, por ejemplo un pantalón negro hará que te veas más delgado o delgada y elegante que un pantalón verde césped. Del mismo modo ocurre con los CV, dónde puedes utilizar un color “desgastado” en ciertas zonas del mismo para que destaquen, como se hacer en los pantalones vaqueros o jeans.

Calidad:

Hay muchas veces que compramos un pantalón que nos ha gustado y vemos que con el tiempo está como nuevo, diciendo qué buena compra y calidad tiene el material pues no se ha estropeado con el tiempo. Eso ocurre también en los CV, pero la calidad en este caso va unida a la trayectoria de la persona en forma de experiencias, logros, habilidades (digamos que si tienes buena “percha es más fácil que eligiendo una simple plantilla “salves el tipo”, pero quizás no destaques todo lo que podrías). Un currículum vitae de calidad significa que en el futuro puedes seguir manteniéndolo sin perder si apariencia de nuevo y actual.

Confección:

Hay muchos tipos de tiendas que venden pantalones, pero todos sabemos que no tienen la misma confección unos pantalones de mercadillo que unos hechos por un sastre. Lo mismo ocurre en el currículum vitae, no es lo mismo que cojas una plantilla que no tiene en cuenta tus medidas, que color te queda mejor o que tamaño necesitas, a ir a un sastre que te tomará las medidas y buscará el mejor diseño, colorpara destacar lo mejor de ti y atenuar lo que no nos interese mostrar.

El secreto para destacar con un CV (bueno, bonito y barato) es pensar en él como si fuera un pantalón y llevarlo al sastre.

Divertido video explicativo de los servicios ofrecidos en Mejorar tu CV