Aunque cada día el uso de teléfonos móviles aumenta, todavía se siguen incluyendo los teléfonos fijos en los curriculums vitae. Sobre todo si la persona está trabajando o prevé que puede no contestar el móvil siempre. El único problema es que muchas veces uno no se para a pensar en que en la mayoría de los casos será otra persona la que deberá contestar ese teléfono.

© Depositphotos.com-Feedough

© Depositphotos.com-Feedough

Me gusta compartir contigo mis experiencias seleccionando personal, pues creo que ayudan o dan apoyo a la idea que trato de transmitir:

En uno de los procesos de selección que llevaba a cabo para una pyme, tras seleccionar los curriculums, me dispuse a realizar las llamadas de los escogidos para citarles a las entrevistas que tendrían lugar la semana siguiente.

Hasta aquí nada fuera de lo habitual, candidatos que cogen el telefono y otros que no. Pero le toca el turno al CV de una mujer que incluía el teléfono movil y un número fijo. Tras no responder al móvil decido probar con el número fijo que facilita en su CV. He de reconocer que hasta ese día no me gustaba nada llamar a los fijos pues casi siempre había sido una perdida de tiempo. Normalmente no contestaba nadie a ese número o de hacerlo era una persona que se limitaba a informarte de que fulanito o fulanita no se encontraba en casa y que por favor llamase más tarde.

Pero este día, para mi sorpresa, me contesta el telefono un niño de unos 7 años más o menos creo que tendría, con voz mocosa (imagino que estaba resfriado y por eso no había ido al colegio). Me contesta muy amablemente el telefono y le pregunto si está su madre o padre en casa y me responde que su mama no está, pero que su papa se está duchando. Y a continuación, tan deprisa que no me da tiempo a decirle que volveré a llamar más tarde me dice: “pero yo puedo ayudarle, ¿por qué motivo quería hablar con mi madre?“.

Ante su pregunta le digo que su madre ha dejado un curriculum en mi empresa y la llamaba para citarla a una entrevista, que no se preocupe que volveré a llamar después. A lo que me responde que si es para citarla a una entrevista el toma nota de los datos y se los da a su mama cuando vuelva. Mi reacción de perplejidad iba en aumento ya que un niño me estaba demostrando una atención increiblemente mejor que muchas madres, padres, familiares o parejas en mis anteriores llamadas.

Pero no acaba ahí, me dice el niño que si puede hacerme unas preguntas. Me tuve que reír porque me imaginé que me entrevistaba a mi como empresa para ver si le interesaba a su madre trabajar con nosotros o no. 🙂 Le respondo que sí y me comienza a preguntar todo lo necesario y a anotarlo tras cada respuesta.

El motivo de contarte esta historia es para que tomes consciencia de la importancia de delegar en otra persona el atender una llamada importante. A pesar de que en la entrevista luego puedas destacar, es mejor empezar la primera toma de contacto con el seleccionador con buen pie. Es por ello que si indicas un número fijo o el móvil de otra persona debes dar instrucciones precisas para no hacer perder el tiempo al seleccionador o al menos para que no te dejen en mal lugar al demostrar poco o ningún interés en tu llamada.

Para facilitarte esta tarea, te indico a continuación una serie de preguntas (las mismas más o menos que me hizo el niño) para que las dejes al lado del telefono y cuando respondan en tu nombre se aseguren de tener toda la información.

1. ¿Me podría decir el nombre completo de su empresa?

2. ¿La entrevista es para esa empresa u otra distinta? Para las consultoras, ETT’s, etc.

3. ¿Cuál es su nombre y su puesto en esa empresa?

4. ¿Me facilita la dirección en la que tendrá lugar la entrevista?

5. ¿Me podría decir un número de telefóno o email por si tiene alguna duda “nombre del candidato”?

6. ¿Puede decirme el día y la hora de la entrevista?

7. ¿Tiene que preguntar por alguien cuando llegue?

8. ¿Necesitan que lleve una copia de su CV?

9. ¿Cuál es el puesto de empleo que necesitan cubrir?

10. ¿Cómo han recibido su CV? ¿Web de la empresa, autocandidatura, portal de empleo…?

 Por último, insistir en que se sea amable y den las gracias por la llamada. Ya que dejas que alguien te represente o sea tu imagen profesional en el primer contacto con el seleccionador, debes tratar de convertirlos en embajadores de tu marca personal.

La mamá de la experiencia que te he relatado no estaba en casa pues ya tenía trabajo, pero te puedo asegurar que si a día de hoy no me he olvidado de esa situación, imagina lo que podrías conseguir si mantienes esa buena impresión en la entrevista.

Cuida tu imagen en el primer contacto con el seleccionador y haz de ese primer contacto una experiencia inolvidable y positiva. 🙂