Cuando se tratan temas de búsqueda de empleo, en ocasiones sucede al decir que cuando no se encuentra trabajo se debe mejorar el CV, el modo de buscar, etc. y  es cuando muchos piensan que con estar preparado para trabajar es suficiente. Siento decírtelo pero no es así. Puedes ser el mejor preparado del mundo y que nadie te llame o te de una oportunidad.

Derechos de foto: Fotolia

Derechos de foto: Fotolia

En el mundo del arte se ve claramente este ejemplo muchas veces, cuando un artista por ejemplo fallece y descubren cuadros pintados con una maravillosa técnica o que transmiten tanto que llegan al alma. Esas personas han vivido en la sombra todas sus vidas, nadie descubrió su arte y murieron sin saber lo valiosa que era su obra, que posteriormente pasa a valer  miles o incluso cientos de miles de euros o dólares.

El resto de profesionales nos olvidamos de que saber hacer  y que vean lo que sabes hacer es distinto. No somos artistas que pintemos cuadros y podamos ir a exposiciones o incluso a la calle a exponer nuestra obra; nuestra vía de acceso para demostrar lo que valemos pasa por el currículum vitae, LinkedIn, encuentros en charlas o congresos, el boca a oreja, etc. Debemos trabajar en aquellas vías que nos permitirán demostrar lo grandes que somos como profesionales.

Estar más que preparado para trabajar es distinto a estar preparado para buscar trabajo y no es por falta de inteligencia, recursos o valía, es una cuestión de diferenciación, no se trata de tu oficio, por lo tanto no eres experto en buscar trabajo ni en mostrar lo que necesita un seleccionador. 

Un electricista o un pintor son maestros en sus respectivas profesiones y dominan su trabajo a la perfección, pero puedes entregarle una brocha al electricista y las herramientas al pintor y pese a hacerlo lo mejor posible no serán igual de efectivos ni eficaces que si hicieran su trabajo, ese trabajo para el que han nacido, se han formado o han peleado tanto por conseguir.

No desprecies posibilidades u oportunidades de aprender y mejorar en la búsqueda de empleo. Trata de conseguir el trabajo que te mereces y no te limites al pensar que con estar preparado para trabajar es suficiente. Incluso aunque ahora tengas trabajo y seas el mejor y tu jefe te lo recompense y reconozca, trata de ver el modo de que otros que ni saben tu nombre puedan percibir eso, que en tu CV, LinkedIn, acciones o comportamientos transmitas ese saber hacer tan maravilloso y en el que tanto has invertido para darte a conocer a posibles futuros empleadores.

No permitas que tu obra y saber hacer permanezca en la sombra, que tengan que descubrirlo tras tu muerte o que veas que pese a todo lo que podrías aportar no consigues hacerlo mientras otros si trabajan en lo que desean y son reconocidos por ello.

Quienes contratan mis servicios lo saben bien, muchos tienen másters, MBA y experiencia profesional que necesitan transmitir o exponer como haría un artista que quiere vender su obra. Otros pese a no haber contratado nunca mis servicios, también sabéis lo importante que es pues leéis cada día el contenido gratuito del blog o lo que os ofrezco de forma exclusiva por suscribiros. Y muchos de los afortunados que han podido ir o irán a charlas como la de Pontemprego o talleres como el de Murcia también saben que  es importante mostrar que estamos preparados para trabajar si queremos finalmente hacer lo que tanto deseamos: trabajar en lo que nos gusta. 

Un abrazo!

Sabina 

#LaActitudLoEsTodo