Dentro de los apartados que puede tener un currículum tenemos algunos que son imprescindibles y otros que son opcionales. El otro día me envió un email Aitor (un lector de los artículos de Mejorar tu CV) preguntándome por un detalle de uno de los apartados imprescindibles que al parecer había salido a debate en su casa: se trata del domicilio a indicar en el currículum vitae.

© Depositphotos.com-Joingate

En algunos portales de empleo (por ejemplo Infojobs) a las empresas se les da la opción de no aceptar candidaturas de otras ciudades o provincias distintas a la de la empresa. Pero la realidad es que cada día es más habitual que las personas vayan a trabajar o estudiar a otra provincia distinta de la de origen.

Sucede entonces que el candidato a una oferta no sabe qué debe poner en su domicilio. En mi opinión, siendo prácticos, si uno tiene casa (suya, de sus padres, de sus tíos…) en Madrid y actualmente vive en Alicante, en caso de querer apuntarse a una oferta de Madrid yo indicaría el domicilio de Madrid. ¡Ojo! No se trata de mentir para ampliar las posibilidades (las mentiras se detectan siempre), se trata de que si tú tienes una casa a la que irte mañana mismo a vivir sin preavisos ni demoras, entonces debes aprovecharte de tenerla.

¿Cómo indicarlo en el currículum vitae?

Depende de la información que tengas de la empresa y del modo de envío del currículum. Si la empresa tiene varios centros de trabajo, indicar las dos direcciones puede ampliar tus posibilidades. Si puedes enviar el currículum por email y no estás limitado por los formularios o portales de empleo, también podrás indicar las dos. Recuerda en el caso de enviarlo por email revisar la dirección que indicas en tu firma y evitar los errores más comunes en el envío por email.

En el apartado “Datos de Contacto” o “Datos Personales” puedes aclararlo indicando las direcciones del domicilio permanente y la del domicilio actual o temporal. Para no ocupar un espacio que puede ser necesario para aportar otros datos, podemos abreviar esta información. Para el seleccionador es suficiente con saber el nombre de la ciudad y el de la calle, por lo que puedes omitir el número de puerta, piso, etc. el código postal e incluso la provincia o país.

Todo depende de que por el nombre sea perfectamente ubicable tu ciudad o población, de no ser así necesitarás aportar más datos, pues no debes olvidar que no todo el mundo conoce tu localidad.

Espero este artículo haya sido de utilidad si te encuentras en la situación de tener dos domicilios disponibles.