El envío de tu CV en un email es un momento realmente importante, pues si no se hace bien es posible que nuestra candidatura caiga en saco roto.

En anteriores artículos hemos hablado de los errores más comunes al enviar tu CV por email así como qué hay que escribir en el cuerpo del email. En este último post se hace una breve mención a qué poner en el campo “asunto”, pero me parece que es algo sobre lo que nos podemos extender mucho más.

depositphotos.com-digitalgenetics

depositphotos.com-digitalgenetics

Si se trata de una candidatura que responde a algún anuncio, este tema es menos relevante, ya que es un correo que el destinatario espera recibir, ¿pero qué ocurre cuando es una autocandidatura y pillamos al destinatario por sorpresa? Veamos algunas claves al respecto:

#1. Escribir un “asunto” con la extensión adecuada.

Según este artículo publicado en linkedIn, y que ha tenido mucho éxito, la mayor tasa de apertura de emails, con un 21%, corresponde a aquellos cuyo asunto tiene una extensión de entre 6 y 10 palabras. Por el contrario, los que superan las 11 palabras apenas son abiertos en un 14% de las ocasiones, siendo este el caso del 52% de los casos. Estos datos están referidos a campañas de email marketing, pero podemos extrapolar el dato a cualquier email no solicitado, como es el caso de una auto-candidatura.

#2. Tener cuidado con los rastros del email.

Si en el asunto dejamos un RE, RV, FV o lo que sea, estaremos dando pistas de que no se está mandando un email exclusivo y especialmente preparado para el destinatario. Si un reclutador recibe un email de un posible candidato que empieza de esa manera, créeme que abrirlo será lo último que quiera hacer, y en todo caso lo hará con una visión crítica y poco favorable al candidato. No es que el seleccionador sea mala persona, es que a nadie le gusta recibir email que parece más spam que otra cosa y que pertenece a una cadena de correo.

#3. No querer ser destacar con un título llamativo.

“El mejor CV que vas a recibir”, “Te recomiendo leer mi currículum”, “Soy el candidato perfecto para tu empresa”, etc. Estas cosas ocurren, y no son nada recomendables. No suelen funcionar, todo lo contrario, es fácil que al candidato se le tache de “listillo” por querer impresionar con estas estratagemas. Este tipo de cosas son más propias de un email con publicidad o de un spot de teletienda, no de un candidato serio que quiere conseguir una entrevista de trabajo.

#4. Ser serio, claro y conciso ayuda.

“CV Nombre Apellido Apellido para el puesto de NOMBRE DEL PUESTO”. No hay que inventar nada nuevo, se trata de conseguir una entrevista, de que quien reciba el email nos ubique rápidamente, de presentarnos como una opción válida y que merece la pena abrir el email y ver qué contamos. Además así facilitamos que quien reciba el email pueda buscarlo más fácilmente en su ordenador, si necesitara recuperarlo tiempo después.

#5. Los títulos creativos, para puestos creativos.

Si eres creativo publicitario, diseñador, si tienes algún oficio en el que las capacidades artísticas o creativas sean importantes, adelante, si así crees que vas a despertar la curiosad del destinatario del email. Se trata de que quien recibe el email diga: “vaya, esta persona encaja con nosotros” porque en esa empresa o departamento se busca ese espíritu creativo. Pero solo en estos casos, en los demás, mejor que no.

#6. Evitar los adornos.

En un asunto de email debemos escribir solo con texto. Si adornamos el asunto con caracteres del tipo >>>  +++  ***, etc. estaremos adoptando una imagen muy de “mírame, posiblemente sea SPAM o una persona con mal gusto”. Nuevamente estamos ante un caso de algo que no invita a leer y repasar el contenido del email.

¿Se te ocurre algún consejo más para añadir a esta colección de claves para un mejor título de email? ¡Compártelo con tu comentario!

.banner curriculum