¡Y seguimos con los casos de éxito! Este es el tercero que recibo de un lector del blog. Hace poco que lancé esta sección especial para contar las historias de aquellos que lograron empleo. Todos los casos nos pueden enseñar algo, en el primer caso de éxito hablamos sobre cómo un blog puede ayudar a conseguir empleo y en el segundo hablamos sobre el valor de ser constante y tenaz.

© Depositphotos.com - pressmaster

© Depositphotos.com – pressmaster

Te dejo con un nuevo caso de éxito:


Después de estar trabajando en una consultoría de recursos humanos durante más de diez años, en el año 2010 coincidieron 2 hechos importantes: el nacimiento de mi hija y el inicio de la crisis económica.

Al reincorporarme de mi baja maternal, la empresa me comunicó que, debido a la situación económica por la que estaban pasando, en breve cerrarían la delegación de mi ciudad, por lo que me proponían una salida pactada anticipada que yo acepté.

Aunque mi prioridad máxima entonces era poder estar con mi hija, me puse las pilas rápidamente. Actualicé mi CV y empecé a moverlo entre mis contactos, mirando ofertas y enviando el CV a aquellas que más me interesaban.

Por recomendación de un contacto, pronto empecé a trabajar como formadora freelance, aunque seguía haciendo entrevistas y realicé también las pruebas para entrar en un organismo público como personal laboral temporal. Pasé todas la pruebas pese a no tener nada de experiencia, pero precisamente por esto, me quedé en reserva. Me llamaron a los tres meses para ofrecerme una vacante a media jornada por las tardes que nadie quería, y por supuesto, ¡yo acepté!

Pasaron los 2 años previstos del contrato y me tocó ponerme en marcha de nuevo. Contacté entonces con el Servicio de Orientación Laboral de mi pueblo y allí me encontré trabajando a una antigua conocida que hacía años que no veia. Estuvimos hablando y unas semanas después me dijo que sabía de una entidad que buscaba una coordinadora de formación y que si podia mandar mi CV. Evidentemente le dije que si y después de pasar todo el proceso de selección, me incorporé al puesto de trabajo que desempeño actualmente.

Ahora que conocéis mi historia os diré que, durante mis 10 años en la consultoría, siempre estuve dispuesta a ayudar a conocidos que me pedían si podían enviarme su CV. Cuando me quedé sin trabajo, esas mismas personas fueron las que se ofrecieron a ayudarme.

Tuve suerte de que dos personas me recomendaran para dos trabajos pero también he de decir que me lancé a probar cosas nuevas para incrementar mis opciones profesionales (trabajé como freelance, hice las pruebas para un puesto que no tenía experiencia y acepté un trabajo que nadie quería).

Mi recomendación es: trabaja tu red de contactos, ofrécete a ayudar a los demás cuando puedas porque esa ayuda altruista seguro que algun dia se verá recompensada. No dudes en pedir ayuda a quien creas que te puede echar una mano en el camino. ¡Con iniciativa y una buena red de contactos, pronto lo vas a conseguir! Mucha suerte.


468x60-sj-es

Como bien nos cuenta, que incluso hace el resumen y extrae las enseñanzas de su historia, esta lectora, muchas veces la clave está en ayudar a los demás. ¡Gracias! 🙂

Hemos hablado mucho sobre el networking, pero debo decirte que la clave es que tiene que salir del corazón, si solo prestas atención a alguien por tu interés en que te ayude se nota y mucho. Solo aquellos que sientan que te has preocupado de verdad por su causa lo dejarán todo para ayudarte con la tuya cuando lo necesites.

Así que recuerda, ayudar a los demás es la clave, pero solo si se hace desde el corazón. 🙂

PD: Ya sabes que espero tu caso de éxito para publicarlo en el blog. Envíamelo a info@mejorartucv.com para compartir con todos el aprendizaje que conlleva el haber conseguido trabajo.

.SUSCRIBE