Hola a todos:

Este post es diferente, porque, en primer lugar, no está escrito por Sabina como hace cada día. Mi nombre es Jacinto, soy la pareja de Sabina y estoy aquí porque ella no se encuentra bien como para escribir nada, ya que en la tarde del viernes tuvo un desvanecimiento que la obligó a ingresar de urgencia en el hospital.

Pero no os preocupéis, al cabo de unas horas recibió el alta y ya se encuentra mejor aunque debe descansar, y muy pronto estará de nuevo compartiendo contenido. Todo ha sido un susto. Un susto que ha estado provocado por la incompetencia de la empresa que hasta ahora alojaba esta web en sus servidores: la popular dinahosting.

Dinahosting nos la ha jugado por no saber manejar una web como esta pese a que Sabina tiene contratado el servicio adecuado para las necesidades que día a día presenta la web.

Como muchos notasteis, la web estuvo caída durante muchas horas entre el jueves a las 22:00 y el viernes, debido a que dinahosting la desconectó de sus servidores, sin previo aviso, simplemente hicieron que dejara de funcionar. Han demostrado no ser muy inteligentes, ya que en vez de ofrecer (y cobrar, claro) una ampliación del servicio para soportar un pico de visitas, directamente desconectaron la web.

Os podéis imaginar la tensión, nervios y momentos de incertidumbre que vivió Sabina, ya que no solo estaba caída la web, sino que no tenía acceso a las bases de datos y a los contactos de todas las personas que han realizado una reserva para que ella les ayude a mejorar su CV y el resto de servicios especializados que ofrece. Estamos hablando que de repente vio cómo el trabajo y esfuerzo de muchísimas horas durante meses se podría perder. De hecho ahora mismo lo más importante está recuperado y desplazado a un nuevo servidor, pero hay pequeños flecos que aún hay que reparar y ajustar. Ya se está considerando la posibilidad de reclamar y denunciar a dinahosting por la omisión del servicio que se tenía contratado.

Pues a consecuencia de todo esto, de los nervios, tensión, indecisión, llamadas, emails, preocupaciones y demás, el cuerpo le ha pedido a Sabina un respiro para poder descongestionarse de todo el estrés de las últimas horas.

Pero sabéis, ella está deseando volver a la carga, porque escribir y compartir contenido cada día y ayudar personalmente a quienes contratan sus servicios le encanta, porque cada semana recibe muchos correos electrónicos de personas que le cuentan que han encontrado el empleo deseado gracias a seguir sus consejos e indicaciones, gracias a haber aprendido algo nuevo con el blog, gracias a que de alguna forma recuperaron la ilusión y la fe en ellos mismos. 

A Sabina le encanta ayudar a otras personas, hace lo imposible por dar lo mejor de sí misma tanto en el blog como con sus clientes, y por eso seguro que en menos de los que canta un gallo estará escribiendo el siguiente post 😉

Muchas gracias a todos por vuestra atención y consideración.

Un abrazo