7 errores a evitar en Redes Sociales si buscas empleo

En anteriores post he mencionado cómo mejorar la posición en LinkedIn para aparecer en el buscador, cómo escribir el extracto de LinkedIn y cómo usar Twitter si estás buscando trabajo. En esta ocasión quiero hacer un repaso por los errores más habituales que se cometen en las Redes Sociales si se está buscando empleo, de este modo podrás evitarlos y no «echar por tierra» todos tus esfuerzos por conseguir trabajo.

Da igual si utilizas una, dos o todas las Redes Sociales que existen. En los errores que comento, me voy a centrar en dar ejemplos de las Redes Sociales más usadas si se está buscando trabajo: LinkedIn, Twitter y Facebook, pero también se dan estos errores en el resto de Redes Sociales, por lo que no está de más estar atento a ellos para evitarlos.

1. Los Perfiles. Tener los perfiles de las redes sociales incompletos, cómo ya vimos en LinkedIn (no es necesario rellenar todos los campos, sobre todo, si no tienes nada que decir), pero cuánto más completo esté el perfil, más información darás sobre ti y el seleccionador que vea tu perfil podrá decidirse más rápidamente. Ojo con las incongruencias entre perfiles. No será la primera vez que alguien indica o «adapta» su perfil de LinkedIn para un puesto en concreto y al ver su facebook se puede ver que tiene en su perfil información y detalles de otro puesto. Sé que si has trabajado en varios puestos distintos puedes desempeñar los dos, pero debes decidir cuál de ellos es tu fuerte o preferido y darlo todo por ese puesto. No darás la imagen de experto o especialización para un puesto si en cada Red Social estás anunciando uno distinto.

2. Comportamiento inadecuado. Si en la vida real cada palabra cuenta y lo que dices muchas veces te persigue, imagina cuándo está escrito y pueden repetirte cada sílaba que has escrito. Hay candidatos que en Twitter y LinkedIn son muy correctos respondiendo y luego llegas a su facebook y ¡error!, ves que es una persona grosera, que critíca destructivamente, etc.

Cómo ya comentó uno de los Directores de RRHH a los que entrevisté:

«No disociamos entre la persona y el profesional, lo que se muestra en lo personal suele predecir el comportamiento futuro en el trabajo.»

La persona puede «falsear» o «modificar» su comportamiento si sabe que está siendo observada, pero cuando pasa un tiempo en el que se siente cómoda o segura con su trabajo, se revelará su comportamiento real.

3. Las respuestas / reacciones. Lo peor que se puede hacer y es un error muy común es reaccionar y responder rápidamente a un «ataque», comentario u opinión que no nos gusta. Es mejor, dejar pasar unas horas o días (dependiendo del carácter de la persona) para responder y defender tu opinión de forma educada, escogiendo las palabras adecuadas y dando imagen de serenidad. No te va a beneficiar parecer impulsivo, agresivo, sin control emocional, etc. También relacionado con esto, comentar que en Internet si escribes en mayúsculas se considera que se está chillando o gritando, por lo que debes evitar el uso de las mismas.

4. La imagen que transmites. Además de como escribes, reaccionas y te comportas, otra cosa que afecta es la imagen o imágenes que transmites en Internet. Un error muy común nuevamente es pensar que retuitear algo o compartir algo (que no es tuyo o no has creado tu) no afecta, cuando lo cierto es que lo asumes como algo tuyo o algo que encaja en tus ideas o formas de ver la vida. Por ello, a pesar de ser Facebook y tener tu perfil solo para amigos, debes tener cuidado con el tipo de imágenes ya que te pueden etiquetar o compartir dichas imágenes perdiendo el control sobre las mismas.

5. No hagas SPAM. Nuevamente un error muy repetido en Twitter sobre todo, al ser una Red Social en la que todo sucede muy rápido.  Repetir continuamente que se busca trabajo o cualquier otra información puede cansar a tus seguidores. Algo también muy habitual son los mensajes en Twitter y LinkedIn, debes limitarlos a tus contactos conocidos o en caso de enviarlo para pedir un email o preguntar si hay vacantes que sea personalizado, nada de enviar el mismo mensaje genérico a cientos de personas, ya que lo único que conseguirás es que dejen de seguirte o que te eliminen de sus contactos.

6. Actuar de forma aislada o no interactuar. En las Redes Sociales se está para interactuar con otros, debes agradecer los tuits o retuits pues están dándote difusión y todos son posibles oportunidades (obviamente si el número de seguidores es elevado, con un «Gracias por los tuits» se entiende que te refieres a todos). Del mismo modo se debe responder a los comentarios en Facebook o a los mensajes de LinkedIn, para ello debes estar pendiente de revisar el email donde recibes las notificaciones. No estás solo, en el momento que usas las Redes Sociales creas una comunidad y formas parte de otras, interactúa. Si vas a crearte un perfil en una red social para no usarlo, es mejor que directamente no lo crees.

7. Ser polémico. Hay personas que pueden pensar que ser polémico es bueno, pues se consigue que se hable de ti, pero lo que no valoran es el cómo hablan de ti. No toda la «publicidad» es buena y menos si buscas trabajo. Crear o hablar de temas delicados: politica, religión, sexualidad, crisis, paro… de forma que «calientes» a las personas de tu red no es bueno para ti, el objetivo debe ser que hablen de ti por tu calidad como profesional y persona, no por hacer uso de temas delicados para llamar la atención. Relacionado con llamar la atención también está el hacerse el gracioso, se pueden lanzar guiños o gestos simpáticos, pero en su justa medida, porque lo «gracioso» también cansa.

 ¿Y tú, añadirías otros errores en el uso de las Redes Sociales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *