¿Cómo, cuándo y por qué utilizar el extracto de LinkedIn?

Este artículo surge a petición de Carlos Martín autor del blog noalparo, cuya finalidad es compartir enlaces sobre empleo y todo lo relacionado con la búsqueda del mismo. Él me preguntaba sobre el extracto de LinkedIn porque lo cierto es que hay de todo tipo: no lo tienen, es un resumen del CV, es una historia, es casi una carta de presentación y en algunos casos incluso está en inglés y el resto del perfil en español.

Antes de profundizar, analicemos qué es el extracto de LinkedIn, ya que se trata de un apartado más dentro del perfil, es una opción que se ofrece desde esa red social. En este caso ocurre como con las típicas plantillas de currículum vitae que te indican los apartados a incluir, que te pida que escribas un extracto no quiere decir que estés obligado a utilizarlo.

¿Cómo escribir el extracto?

En lo referente al idioma, a mi modo de ver, puesto que LinkedIn te permite tener dos perfiles uno en inglés y otro en español, lo normal es tener el perfil completo en cada idioma. Además si es importante el inglés, en esa empresa te harán una entrevista en inglés para evaluar tu nivel. Por otro lado, te arriesgas a que una empresa no contacte contigo si no saben inglés (que en España haberlas haylas). Muchas veces pensamos en grandes empresas y nos olvidamos de aquellas más pequeñas en las que no hay departamento de RRHH y dónde no saben inglés, esta empresa si busca en LinkedIn no se va a enterar de lo que pone en tu perfil, es más ni le aparecerá pues buscará el perfil profesional en español. ¿Hablas perfectamente inglés? Crea dos perfiles diferenciados.

El extracto no es una carta de presentación ni un resumen de tu cv, no olvides que se trata de un perfil de usuario en una red de networking, no es un currículum vitae. Mi recomendación es que lo escribas en primera persona, pero todo depende de tu perfil y lo que quieras transmitir, no es lo mismo ser autónomo, un profesional generalista o uno especialista. Según cada caso deberás «venderte» indicando lo que te convierte en ese tipo de perfil.

Lo que para mí es importante tratándose de un extracto, es que sea breve, fácil de leer, conciso y «respire» (ver un «ladrillo» de texto nunca me haría leer tu perfil, prueba con los espacios y saltos de línea). Y ya centrándome en lo que me gustaría leer en un extracto de un candidato como seleccionadora sería la respuesta a: quién es (estudios, habilidades, capacidades, hobbies…) qué hace (puesto, funciones, tareas) qué me ofrece o aporta (toda empresa desea oír que podemos hacer en su empresa, conocimientos, saber hacer, competencias…).

¿Cuándo escribir el extracto?

Aquí no importa que perfil profesional tengas y se puede utilizar tanto en perfiles breves como en extensos (aunque estos se benefician más del mismo). Un estudiante que acaba de terminar sus estudios puede rellenarlo, pero deberá usar su experiencia en los estudios para explicar en este caso que puede hacer o ha hecho en las prácticas y  deberá insistir en sus ganas de trabajar como algo que aporta.

No lo escribas si no tienes capacidad de abstracción, no pongas un resumen del perfil profesional, ni un texto copiado y pegado de una carta o plantilla. Es algo personalizado y que debe aportar valor. Si no cumple esto, es mejor que no utilices el extracto. Puedes añadirlo para que tu perfil no aparezca como incompleto o al X% (esto ha provocado que haya auténticos textos literarios en los extractos como si la cantidad fuera más importante que la calidad). En el caso de Infojobs y LinkedIn valoran si un perfil está completo si la persona escribe en cada apartado. Esto me parece que «engaña» a todo el mundo; por un lado los usuarios creen confiados que su perfil está completo y que tendrán más posibilidades y un seleccionador cree que encontrará un perfil mejor si este está completo. Muchas veces no aporta valor alguno al perfil lo que se ha escrito sobre todo si se ha escrito pensando solo en completar el perfil y no en lo que se está transmitiendo.

¿Por qué utilizarlo?

  • Es muy útil para decir brevemente lo que un seleccionador desea saber (quién eres, qué haces, qué puedes hacer por mí o por mi empresa).
  • Bien redactado, demuestra capacidad de abstracción, comunicación y síntesis. Un extracto bien redactado que sea breve e invite a leerlo aumentará las posibilidades de que sea leído el perfil en su totalidad.
  • Rellenarlo completará tu perfil, pero no deberías rellenarlo solo por ese motivo o con esa finalidad.
  • El extracto puede servir de gancho o ahuyentar de tu perfil al seleccionador y es una buena oportunidad para decir lo que buscamos con nuestra presencia en LinkedIn.
  • Ayuda a que tu perfil aparezca en las primeras posiciones cuando se busca un perfil profesional como el tuyo en LinkedIn.

Para terminar mi última recomendación es que antes de redactar el extracto, te asegures de realizarlo en un día que puedas tener tiempo y tranquilidad disponibles. Después, «deja en cuarentena el texto» (no pensar en él, ni releerlo, ni incluirlo en ningún sitio durante 2 días) y pasado ese tiempo revísalo y pide a alguien que lo lea. Te sorprenderían los cambios y mejoras que puedes realizar si lo haces de este modo.

¿Tu extracto de LinkedIn dice quién eres, qué haces y qué puedes aportar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *