¿Cómo es tu mesa de trabajo para buscar trabajo?

Hace poco ordené de nuevo mi despacho, la verdad es que sin querer estas Navidades he descuidado el tenerlo todo organizado y eso hace que pierda tiempo buscando cosas o me distraiga más y finalmente sea menos productiva. Uno en su lugar de trabajo puede ser más o menos organizado, limpio, etc. pero a la hora de buscar trabajo que es una tarea que se realiza en casa hay que hacer un esfuerzo aún mayor.

¿Cómo es el lugar desde donde buscas trabajo y realizas tus tareas habitualmente?

Existen muchas opciones cuando se busca empleo y muchas vienen en ocasiones impuestas por el espacio disponible en casa. Puedes tener tu espacio fijo de trabajo o puede ser que cambie según las circunstancias del día (de la cocina al salón pasando por el dormitorio). Menos habitual pero también posible es que se utilicen las infraestructuras que proporcionan bibliotecas y otras dependencias públicas como centros sociales y educativos, asociaciones, etc.

Este post no va sobre si es mejor buscar trabajo desde casa o si hacerlo fuera en compañía de otros, sino sobre qué podemos hacer para que ese espacio sea mejor, desde un punto de vista productivo y con orientación a que consigamos nuestros objetivos de tareas por hacer.

Para quienes busquen trabajo desde casa.

– Lo ideal es tener un espacio habitual y fijo donde tengamos todas nuestras cosas, pero ojo, eso no quiere decir que podamos tenerlo de cualquier manera.

– Como norma general lo ideal es tener una mesa amplia y bien iluminada, cuanta más luz natural mejor, y además debe ser una mesa que nos permita trabajar con papel encima y que el ordenador no moleste por estar en medio. No es recomendable que sea tan pequeña que se tenga que elegir entre tener el ordenador encima o usar el espacio para escribir en un cuaderno.

– La mesa debería estar siempre lo más despejada posible: evita las distracciones como fotos, figuritas y decoración que distraiga, aunque si para ti tiene un significado motivador y no es una distracción, adelante, pero procura no tener la mesa llena de «juguetitos». Como suele pasar, menos es más.

– Ten siempre a mano un cuaderno y algo para escribir: se trata de poder apuntar cualquier idea o pensamiento que tengas en cualquier momento. Además te será muy útil si recibes llamadas relacionadas con algún proceso de selección si estás trabajando. Mi sugerencia es que un cuaderno o bloc de notas es mejor que disponer de folios sueltos, o notas tipo «post it» ya que estos tienen tendencia a perderse con mayor facilidad. Eso si, si eres un usuario de software tipo Evernote mejor que mejor.

Lo que no necesites de forma contínua, no debe estar ocupando sitio en tu mesa: ¡mejor en un cajón o fuera de tu vista!

– Como ya hemos comentado en otros artículos, es importante que todos sepan que si estás en tu mesa de trabajo es porque estás trabajando: en el trabajo de buscar trabajo. Es importante que hagas ver que es un momento de concentración para conseguir tu objetivo, y que debe ser respetado por todos.

– Si trabajas desde casa pero no tienes un lugar fijo, una buena idea es que tengas todos tus materiales en una mochila, de forma que puedas tener todo recogido y localizado para cuando te vayas moviendo de una a otra zona de la casa. Los documentos que vas creando, tus anotaciones, tu cuaderno de bitácora… todo suma y ayuda en la búsqueda de empleo, por lo que no se debe descuidar el buen trato hacia estos materiales.

Para quienes busquen trabajo en bibliotecas y fuera de casa.

– Hay que adaptarse a las posibilidades que nos ofrezca el lugar al que acudamos, por lo que debemos poner más de nuestra parte para conseguir un entorno de trabajo adecuado.

– El horario es importante, estudia qué horarios son los mejores para acudir a estos sitios y cuándo es mejor trabajar en ellos: quizá a primera hora de la mañana, quizá por la tarde, etc. El uso de ordenadores suele ser muy preciado, y a ciertas horas será posible que sea más fácil usarlos y por más tiempo.

Utiliza siempre la misma mochila o carpeta para llevar tus cosas y materiales relativos a la búsqueda de empleo, de ese modo te será más fácil tenerlo todo siempre contigo.  Por supuesto toma las precauciones adecuadas para no olvidar nada en algún sitio.

– Lleva contigo siempre que puedas papel en blanco para poder imprimir alguna cosa que sea interesante. También podrías llevar un pen drive usb o lápiz de memoria, en el que guardar documentos, enlaces y demás materiales que encuentres en Internet o documentos que elabores en los ordenadores de uso compartido.

– Intenta aislarte del ruido, y para esto usar tapones para los oídos puede ser buena idea. También puede ser útil escuchar con auriculares alguna música relajan (que no distraiga) o incluso «ruido blanco» a baja intensidad, el cual dicen que ayuda a aumentar la concentración, disipa el estrés y aísla del ruido exterior. Aquí tienes una fuente de «ruido blanco» con archivos descargables.

Y por supuesto, ya sea desde casa como fuera de ella, ser constante y organizado aporta siempre más de lo que parece.

¿Qué otras consideraciones crees que son buenas para mejorar el lugar desde donde se trabaja buscando trabajo? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *