Cuidado a quien imitas en LinkedIn si buscas trabajo

Hay algo que me lleva sucediendo desde hace unos meses y creo que es importante que escriba este post porque puede haber más casos por ahí. Se trata de lectores que me envían emails para decirme que han escrito su perfil de LinkedIn fijandose en el mio. El problema es que se debe tener cuidado a la hora de crear un perfil, pues debe ser personal y adaptarse según las características, conocimientos, experiencia, etc. de la persona y su objetivo o estrategia en LinkedIn.

¿Por qué no te puedes fijar en mi LinkedIn como ejemplo?

Para empezar por un motivo realmente simple, porque yo no busco empleo, mi LinkedIn no es el LinkedIn de aquellos a los que les confecciono el perfil para buscar empleo. Es muy sencillo, yo tengo trabajo y LinkedIn lo uso para compartir este contenido y darme a conocer a posibles clientes nuevos lectores de mejorartucv.com o de sabinaserrano.es en (servicios de RRHH: selección de personal, etc.).

Esto me lleva a otra cuestión, el uso de LinkedIn. Yo tengo muy claro cómo utilizaría LinkedIn si buscase empleo, que es lo que te recomiendo en varios post, pero ahora el uso que hago de LinkedIn está condicionado por varias cosas, por ello cuando digo que debes compartir contenido, responder comentarios, etc. es porque es lo adecuado para ti y sé que eso funciona. Ahora, para aquellos que se pregunten por qué no respondo en LinkedIn a los comentarios, he aquí mi respuesta y siento decepcionar a aquellos inclinados por teorías de la conspiración o lo oculto según las cuales tengo una estrategia fríamente calculada, la verdad es que no es así.

Desde la creación del blog, me han expulsado de unos 5 ó 10 grupos de LinkedIn, de los cuales me han dicho claramente que era por la frecuencia de actualizaciones. Verás al principio (y los que me conocéis desde el principio podéis dar fe) respondía a todo el mundo aunque fuese con un simple gracias, pues mi opinión sobre vuestro tiempo está muy clara, es valioso y debe ser respetado.

Ahora bien, choqué con personas que supervisan o administran sus grupos de LinkedIn y las cuales no tienen a bien el autorizar mis numerosos comentarios. Hay quien autoriza una vez a la semana o cada 15 días. Si haces calculos verás que salen unas 7 a 15 actualizaciones solo de cada post que comparto, sin los comentarios. Suponiendo que solo responden a cada debate 3 personas (que suelen ser muchas más en algunos grupos) imagina la cantidad de autorizaciones que deben revisar (solo de mi usuario). Si le sumas mis respuestas a los comentarios de antiguos debates activos la cifra pasa a ser incómoda.

Textualmente me han dicho que me echaban por eso, hay un par de grupos en los que se me dijo que si solo compartía pero no respondía comentarios podría seguir publicando. Obviamente el administrador notaba que sus miembros valoran los debates que publico, pero no tanto como para autorizar cada comentario… en fin. Y sinceramente, prefiero llegar a más personas que pueden encontrar trabajo gracias a mis artículos, antes que arriesgarme a que me expulsen de más grupos.

Con esto quiero decir que si tuviera libertad haría como hago aquí en el blog, que aunque tarde días en ocasiones, dependiendo del número de comentarios, respondo a todos vuestros comentarios.

Mi consejo es que hagas lo que hago aquí en el blog, responder a los debates de otros, comentar en los que has publicado y tienen comentarios, interactuar. También debes compartir contenido de otros, algo que no hago en LinkedIn para no sumar actualizaciones y «molestar» a los administradores de los grupos.

Por ello, no te fijes en mi perfil de LinkedIn, ni en como interactúo. Pues no es lo que haría si buscase trabajo. Del mismo modo, cuando veas un perfil planteate si esa persona busca trabajo o no y si lo que hace es positivo o negativo, no importa los seguidores o contactos que tenga o si tiene un gran puesto de trabajo. Esos no son los indicadores adecuados de que lo haga bien, hay que valorar muchas más cosas.

Quizá pienses la típica frase «consejitos vendo pero para mí no tengo«, pero cada contenido del blog está pensado en lo que es mejor para tí que buscas empleo a pesar de que mi estrategia como empresa tenga que ser algo distinta a lo que recomiendo y más en casos como este en los que no puedo actuar por propia voluntad, sino que debo adaptarme a la falta de control sobre LinkedIn.

Si quieres que te responda, deja un comentario en mi blog o envíame un email, puede que tarde unos días en responder si se acumulan muchos, pero no dejo ninguno sin respuesta.

Y tú, ¿imitas a alguien en LinkedIn?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *