Dale color a tu CV

Cada vez se inventan diseños más llamativos e innovadores para los CV. No dejan de circular por Internet noticias de personas que han creado un CV tan original que les han llovido muchísimas ofertas, un ejemplo de esto es el «CV amazon» o «este CV es la leche».

Estas iniciativas están muy bien, pero las cosas hay que analizarlas también, y la realidad es que este tipo de iniciativas se esperan y están más valoradas si se trata de puestos dónde hay que demostrar una gran creatividad, etc.

No me malinterpretéis, me gusta que la gente tenga esa capacidad de creación, pero he escuchado muchas veces por parte de jefes o clientes la reacción opuesta al mostrarles algo así:

«no, a ese no le llames que pedirá muchísimo dinero, seguro»…

¿Qué hacer para evitar ese rechazo?

Se puede optar por algo intermedio, que llame la atención o te diferencie de los demás CV pero sin llegar a causar la impresión de ser tan bueno que vas a pedir mucho dinero.

¡Pero cuidado! Podemos hacerlo si nuestro CV cumple los mínimos o básicos de los CV (estructura, tipología y contenido) ya que no servirá de nada llamar la atención sobre tu CV si cuando el seleccionador lo mira lo descarta en seguida.

Una opción que podemos escoger es darle algo de color a nuestro CV, eso quiere decir que pondrémos subrayados o los apartados del CV en un color para romper el típico blanco y negro del curriculum. Eso sí, el folio u hoja en la que imprimir el CV debe ser siempre blanco.

Algo que no se debe hacer

En una ocasión al recoger de recepción los CV, veo que en el montoncito de CV’s un folio verde. Lo cogí pensando que era una hoja de publicidad o algo así porque el color era un verde intenso. Y para mi sorpesa se trataba de un CV.

He de decir que pensé que el candidato no sabía como destacar su CV y había optado por un color llamativo, por mucho que una persona se haya equivocado en su elección siempre respeto el hecho de que lo haya intentado, así que lo leí.

Muchos podéis pensar que el candidato consiguió lo que quería, es decir, que leyera su CV y puede parecer que funcionó, pero el color del papel era tan intenso que molestaba la lectura del CV y cuando intenté leerlo era díficil encontrar la información que necesitaba pues no había cumplido con los básicos. Además, como detalle añadir que el puesto que buscaba no existía en esta empresa, lo cuál aún demostraba más que no se había molestado en averiguar si podría trabajar aquí.

Dando color a tu CV

Cuando decidas darle color al CV, puedes hacerlo de muchas maneras: en los apartados, añadiendo un gráfico, tabla, recuadro,… para que vuestro CV parezca diferente. Es muy importante asegurarse de que el CV se lee con facilidad, que los colores escogidos no molestan a la vista y después hacer una prueba de impresión. Si escoges un bonito color turquesa y luego al imprimirlo parece que le falte tinta a tu impresora, por más que te encante ese color no sería una opción recomendable. Cualquier color no es válido, sobre todo lo importante es que no moleste o dificulte la lectura (los colores muy llamativos e intensos causan ese efecto) y si al imprimirlo se ve bien el color y no parece falta de tinta.

¡Revive tu CV y dale color!