El entrevistador quiere un A.M.I.G.O.

Dicen que quien tiene un AMIGO tiene un tesoro y en el caso de la entrevista, pasa exactamente eso, con el matiz de que la palabra amigo no debe interpretarse literalmente pues es un acrónimo.  Me gustan los acrónimos, pues parecen simples palabras pero sin embargo sirven para recordar un conjunto de términos que deseamos tener siempre en mente. En este sentido harás bien al recordar antes de una entrevista ser un A.M.I.G.O.

Un acrónimo , para aclarar el concepto, es una palabra en la que cada letra o sílaba es la letra inicial de otra palabra. Por ejemplo, la popular institución internacional UNESCO es el resultado de United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization.

En una ocasión anterior utilice también un acrónimo que te recomiendo uses tu también: «Descubre la actitud M.E.C.O. para buscar trabajo«

Hoy te presento el acrónimo AMIGO, y pienso que, en una entrevista de trabajo puede serte muy útil si, cuando tengas que definirte a ti mismo , te quedas en blanco y no tienes muy claro por dónde salir ante tal situación. Si recuerdas lo que significa el acrónimo AMIGO y efectivamente te identificas con su significado, seguro que sales airoso de esta situación. Así pues, AMIGO significa:

Adaptable | Motivador | Inteligente | Generoso | Organizado

Adaptable. Porque se trata de una de las cualidades más valoradas. Debes considerarte una persona que se adapta al cambio con facilidad, que no teme afrontar nuevos retos en el día a día sino todo lo contrario. Debes ser consciente de que las organizaciones están orientadas al crecimiento y la mejora continua por lo que son empresas que están en continuo cambio, ajuste y adaptación. Por ello valoran mucho esa cualidad.

Motivador. Si hay algo que mueve a las personas es la motivación. Pero la más valiosa de todas es la capacidad de automotivación y superación en cada momento. Si sabes continuar en los momentos duros, porque dentro de ti siempre hay algo que te lleva a salir adelante y a continuar, si siempre encuentras un motivo para mejorar puedes decir que eres motivador. En el caso de tener que dirigir personas o un equipo de trabajo, significa que te consideras una persona capaz de hacer que los demás den lo mejor de sí mismos. Es nuevamente una cualidad muy valorada ya que no se quiere trabajadores a los que solo les importe el salario.

Inteligente. No hablamos de ser superdotado o tener la capacidad de resolver sudokus con gran facilidad, pues existen muchos tipos de inteligencia diferentes y según tu profesión será más valiosa una u otra. Por tanto podemos meter en esta llamada inteligencia a tener la habilidad de comunicarte, relacionarte con los demás, saber estar en el lugar adecuando en cada situación, tener una visión de negocio claramente orientada a resultados, capacidad analítica, etc. Inteligencia en términos de saber lo que hay que hacer y cómo hacerlo en cada momento pensando siempre en el puesto a desempeñar, y si no se sabe, tener la habilidad de hacer las preguntas adecuadas a quién corresponda para obtener las respuestas precisas.

Generoso. Aunque hay muchas empresas que valoran la competitividad son cada vez más las que han aprendido que la unión hace la fuerza. Por eso se pide trabajo en equipo, más que nada porque implica que se comparten materiales, recursos, tareas, logros e ideas. Ser generoso en un entorno laboral significa no guardar secretos que puedan beneficiar a tus compañeros en su desempeño, para buscar ganarse una «medallita» delante del jefe o la empresa. Ser generoso también implica “arrimar el hombro” cuando un compañero lo necesita sin esperar nada a cambio, implica estar a disposición de los demás cuando más nos necesiten.

Organizado. Como estilo de vida llevado al trabajo. Eres una persona organizada y ordenada, cuando eres capaz de trabajar con un orden y organización en las tareas, gestión del tiempo y planificación laboral en el día a día. No temes trabajar sin supervisión directa en el día a día, pues tu organización te permite gestionar perfectamente el ritmo de trabajo para cumplir con las fechas propuestas y la calidad exigida. Cada vez se da más autonomía y se pretende que los jefes no estén tan pendientes de su personal a cargo pues supone una pérdida de tiempo para la empresa.

Como ves, utilizar el recurso de un acrónimo como AMIGO te puede ayudar mucho en determinadas situaciones en una entrevista de trabajo, pero recuerda, utilízala solamente si realmente te identificas con su significado, puesto que si dices que eres de determinada manera y después se comprueba que no lo eres realmente, es posible que tu experiencia laboral finalice antes de concluir el periodo de prueba. Las mentiras en un proceso de selección siempre son detectadas, sobre todo si afecta a comportamientos o desempeño en el puesto, por lo que debes hacer uso del acrónimo AMIGO solo si efectivamente se corresponde con tu realidad y forma de ser.

Quien tiene un AMIGO tiene un tesoro, ¿te animas a convertirte en el «amigo» del entrevistador? 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *