El papel lo aguanta todo

No sé cuándo escuché por primera vez esa frase y su explicación, pero reconozco que me ha servido mucho a lo largo del tiempo para mejorar sobre todo en cuanto a planificación se refiere. Y es que cuando uno se pone a planificar su día, semana, mes, etc. tanto en tareas del trabajo como en las cotidianas, hay que analizarlo todo y aun así dejar algo de margen, diría yo. Otro aspecto importante que acompaña a esta frase es el de la constancia, la tìpica frase de no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy se ha convertido en mi aliada los últimos meses.

Te cuento esto no porque yo sea la experta en organización, planificación y constancia, sino porque a veces enseñan más las experiencias de uno que los manuales o teorías. Septiembre ha terminado no sin un gran número de interrupciones a mi planificación e incluso faltas a mi constancia. Hace unos meses te comenté que comenzaba a estudiar chino y la realidad es que sigo estudiando chino aunque septiembre haya sido una ausencia total, una semana y dos días por mis vacaciones en las que no tenía acceso a Interrnet y las otras por imprevistos de dos tipos: buenos y malos.

He de decir, que de todo se aprende y por ejemplo ahora conozco al 8Belts «autoritario» que te «castiga» si faltas a clase. Me encanta porque al final estás gastando un dinero y tiempo para obtener resultados y la clave es ser constante, por lo tanto quien no es constante debe aprender a serlo. Estoy sorprendida pues no he olvidado lo aprendido y continúo el apendizaje con buen ritmo, aunque ahora tengo que ponerme al día por lo que quizá tarde más de lo previsto en hacer mi siguiente vídeo con mis progresos. Como te he comentado hay que tener cuidado al planificar, yo tenía previsto ausentarme por vacaciones pero no otros acontecimientos.

Uno de ellos, del que más noticias has tenido recientemente, es la creación conjunta de una guia de iniciación en la búsqueda de empleo 2.0 que hubo que escribir en septiembre, más las reuniones de preparación, etc. pero no me arrepiento, es un imprevisto del tipo bueno.

Otro de ellos y del que más orgullosa estoy es el lanzamiento de un nuevo blog en inglés, digamos que es la «internacionalización» de Mejorar tu CV. Su nombre es www.resumeyourjob.com y la idea surgió en mis vacaciones, mencionando que querría ayudar a más gente cuando alguien de broma me dijo escribelo en chino (por lo de que estoy aprendiendo a hablar el idioma con 8belts) pero no, en chino no sabría escribirlo pero ¿y en inglés? Imagina lanzar un blog con toda su programación, dominio, hosting, plugins, Redes Sociales, pruebas, adaptaciones, etc. en dos semanas, pues eso una locura y «pérdida» de tiempo de la planificación. Contenta no, lo siguiente pues si ayudo también a quién no hable español sería una gran recompensa.

Ahora bien, también debes tener en cuenta imprevistos malos o negativos, por ejemplo en septiembre perdí dos días por culpa de un fallo en el servidor donde se aloja la web y cuando eres tu quién lo hace todo debes «perder» ese tiempo en llamadas a los técnicos, pruebas, preocupaciones, etc.

¿Y todo esto a mi que más me da, Sabina?

Ya voy con ello, con este ejemplo de un mes frenético quiero que extrapoles lo vivido, insistirte en la importancia de que planifiques tus tareas a la hora de buscar empleo y que recuerdes que el papel lo aguanta todo. Puedes poner tareas como yo tenía: una reunión, terminar un CV, un informe para un cliente, etc. en una mañana de trabajo y que por un problema técnico (se rompe una tuberia en casa, se pone el niño/a mala, etc.) pierdas toda la mañana y cuando tienes clientes esperando te quedas hasta tarde y la noche si hace falta, pero ahora mi pregunta ¿cuando buscas trabajo también?

Pocos son los que dicen que sí y lo cumplen, pero a lo que quiero llegar es a la idea de que ni tu, ni yo, ni nadie debería tener días o semanas de estrés y horarios imposibles por no haber valorado el tiempo y tareas de forma correcta en su planificiación. Y ojo que mira todo lo que me ha pasado a mi siendo solo imprevistos y gracias a como decía antes a que no dejo para mañana lo que puedo hacer hoy, sino no quiero imaginarme la «bola» de problemas, retrasos, etc. que habrían creado los imprevistos, pero por haberme acostumbrado a no postponer nada todo ha ido bien.

Ese es mi mensaje en el post de hoy, planifica de forma realista teniendo en cuenta la duración de las tareas y también los aspectos personales. Si puedes, incluso estaría bien dejar un poco de tiempo para imprevistos que de no ser necesario puedas aprovechar o bien en más tareas de búsqueda de empleo, en tiempo libre para estar con quien quieras, en estudiar, etc. Y todo esto pensando siempre que el papel lo aguanta todo, incluidos los «timmings» que la realidad con sus imprevistos suele modificar.

Así pues si no quieres que finalmente todo acabe en papel mojado, deberías tenerlo en cuenta para conseguir día a día que el papel sea fiel a la realidad y no deba aguantar nada. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *