El plan B que todo candidato debería tener

Hay algo que siempre suele funcionar y es el pensar en varias posibilidades. Por suerte no siempre necesitamos haber pensado en una alternativa o solución, pero si en alguna ocasión llega el momento en el que la hemos necesitado y no la tuvimos, nunca se olvida. En selección de personal miles de candidatos se dedican o piensan solamente en su plan (el Plan A) para todas las partes del proceso, sin darse cuenta de las posibilidades que están perdiendo o dejando escapar al no elaborar mas planes. Aún estás a tiempo, ¿quieres crear tu Plan B…?

Para hacerlo más práctico o claro nombremos los planes B posibles dependiendo de la parte del proceso de selección en el que nos encontremos:

Búsqueda de ofertas

Muchas personas que se centran en buscar trabajo por ejemplo ofertas en internet (Plan A). Plan B: buscar en periódicos, colegios oficiales de su profesión, asociaciones profesionales, escuelas de negocio, bolsas de trabajo de las ciudades, cámaras de comercio, agencias de desarrollo, auto candidaturas…

Dentro de esta parte del proceso también entra el tipo de trabajo que se busca, como por ejemplo en el que más experiencia se tiene (Plan A). Plan B: el que más nos guste, otros trabajos que hemos realizado antes, cambiar de profesión, trabajar de lo que sea…

Carta y Currículum Vitae

Muchísima gente se resiste a utilizar cartas de presentación (¿por qué? Si te diferencian). El Plan A suele ser la típica carta copiada de un modelo de internet (la cual el 75% de seleccionadores saben continuarla al leer la primera línea con lo que pierde el poder que tenía). Plan B: crear cartas de presentación adaptadas a lo que se puede ofrecer, al puesto ofertado, al tipo de empresa…

Exactamente lo mismo ocurre con los CV, siempre el Plan A: usar el mismo CV para todoPlan B: adaptarlo a los puestos has desempeñado (por separado), a la oferta, empresa, profesión…

Llamada para concertar la entrevista

Plan A: «si me llaman y no lo he podido coger ya volverán a llamar o podré llamarles yo«. Ojo: normalmente a pesar de existir excusas válidas (conducir, ducha…) se suele pensar que el candidato no está lo suficientemente interesado. Plan B: pon un mensaje de voz que indique algo del estilo «por algún motivo no puedo contestar el teléfono, por favor deje su número y su nombre y le devolveré la llamada lo más pronto posible. Gracias y disculpe las molestias». No sólo causarás buena impresión al haber sido previsor/a sino que el seleccionador pensará que eres responsable y te preocupas por no perder una llamada que puede ser importante.

Plan A: no tener preparado ni el CV, ni bolígrafo, ni papel. Como te pille en medio de la calle a no ser que tengas una gran memoria no podrás recordar la fecha y lugar de la entrevista. Plan B: llevar en el bolso, monedero… un CV y un bolígrafo. El CV es por si has de comprobar algo, aunque ya dijimos que debemos releerlo con frecuencia pero además te sirve de papel para anotar con tu bolígrafo.

Entrevista presencial

Plan A: una sola camisa y pantalón para la entrevista. ¿Y si te manchas desayunando o la usaste ayer y está sucia? Plan B: tener un par de opciones de ropa para ir a la entrevista. Ir con ropa sucia es lo peor que podrías hacer, no te van a contratar como se den cuenta.

Plan A: «si tardo en llegar a la entrevista 15 minutos salgo de casa 20 minutos antes«. Opciones: tráfico, perderse, accidente que bloquea la carretera, problemas para aparcar… Pues ya estamos llegando tarde. Plan B: estar 30 minutos antes cerca del sitio de la entrevista y esperar.

Carta de agradecimiento

«¿Cómo dices?» Si al leer el nombre de carta de agradecimiento no os habéis preguntado eso porque habéis escrito alguna, estáis en el escaso 1% que las conoce y utiliza. Enhorabuena. Si no te has preguntado eso porque sabes lo que es pero no la utilizas, eres el 99% de candidatos que no se está beneficiando de algo que inclina la balanza en selección siempre a favor del que la envía. Plan A: para qué voy a utilizarlo. Plan B: tengo preparada una carta de agradecimiento que personalizo tras cada entrevista.

Seguramente me dejo muchos planes A y B por comentar, pero tampoco se trata de escribirlo todo (aunque alguien haya podido decir o pensar que si no lo digo todo no sirve de nada el post), creo firmemente en que las personas son capaces de mucho si se les dan herramientas. Los post que escribo como este, son para que sigas trabajando la idea en casa con las particularidades y necesidades que solo tú conoces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *