Lo que he aprendido al escribir mi libro

El tiempo vuela, hace ya casi dos meses que publiqué mi primer libro: El INEXPLORADO viaje HACIA el TRABAJO de tus SUEÑOS. No podía ser de otro modo y quería compartir contigo mi aprendizaje al escribir un libro por si en el futuro quisieras escribir un libro tu.

Lo que he aprendido al escribir mi libro

CLARIDAD:

He aprendido que debes tener claro para qué quieres escribir tu libro, y no me refiero a la temática, número de capítulos, estructura, etc. Me refiero a la finalidad que tiene para ti el escribir un libro. En mi caso tenía claro que quería aportar una visión de la búsqueda de empleo que hasta ahora no he visto en los libros (y mira que he leído unos cuantos).

El para qué no era otro que poder dar una referencia a aquellos que me consultan y leen en el blog sobre búsqueda de empleo. También tenía claro que el EGO no iba a tener nada que ver aquí, el libro lo iba a escribir con mi ALMA por lo tanto no tenía la finalidad de enriquecerme o de querer llegar a ser un BEST SELLER en alguna editorial.

Esto pese a tenerlo claro no ha sido fácil, ya hablé de nuestro amigo el cocodrilo y durante el proceso de escritura más de una vez me ha estado poniendo la zancadilla para que no lo terminase porque claro… «es que si no es de una Editorial van a pensar que no es bueno».

Mi recomendación es que tengas claro el motivo, cuanto más poderoso y emocionante para ti mejor. Escribelo, que puedas leer porqué estas escribiendo cuando flaqueen tus fuerzas.

AUTOCONOCIMIENTO:

Escribir mi libro me ha ayudado a conocerme mejor, mediante cada paso del proceso he ido tomando conciencia de lo que es importante para mí y lo que no. Este libro ha tardado más de lo que «debería» en publicarse debido a mis limitaciones. Y cuidado porque como escritor las mayores dificultades que vas a tener no son de gramática y ortografía (esas las ves claramente vengan de donde vengan ;-)) sino que vendrán del interior de ti mismo. Saldrán todas las creencias que tienes sobre ti, sobre los escritores, sobre las editoriales, sobre otros autores, sobre… Es importante identificar lo que te impide escribir pues el contenido está ahí en tu cabeza, preparado para salir, perfecto en como solo podría suceder cuando se escribe con amor y sin embargo pueden pasar meses sin que te «apetezca» escribir. Si algo he aprendido es que yo soy mucho más que todas las creencias que he ido detectando durante el proceso y que todas las que sin duda quedarán por descubrir en mí.

La satisfacción de terminar el libro ha sido inmensa pues ha implicado para mí la superación de miedos absurdos y tontos, de creencias que me limitaban y no me permitían ser feliz. Es cierto que hasta que no tuve uno en mis manos no parecía real, parecía un sueño.

CALIDAD:

Por algo tengo en mi consulta las palabras «Progreso, no perfección». Sin duda una constante en la escritura del libro ha sido esa. Meses de pensar que el libro no es perfecto, que si puedes añadirle más capítulos, que si deberías haber ordenado el contenido de otro modo, que sí… La perfección bloquea y lastra, el progreso inspira y motiva. Quizá el primer libro que escribas tenga cosas que puedan ser mejoradas pero al menos habrás escrito el primero. Ahora bien, te habla una persona que es muy perfeccionista y crítica con ella misma, por lo que en mi caso el nivel de calidad que había establecido va en línea con como soy yo. Mi recomendación, busca aliados que te ayuden a llegar a la calidad que esperas. Un corrector ortográfico para mi es esencial ya que pese a no escribir del todo mal sigo teniendo alguna que otra falta de ortografía. Un diseñador y maquetador para que plasme gráficamente lo que quieres transmitir en la portada y en el interior también es importante. Personas que lean el libro «terminado» para que te den feedback y opinión (si no son familiares y amigos mejor todavía).

GESTIÓN DEL TIEMPO:

Madre mía… escribir un libro no es tan rápido ni fácil como pueda parecer. Hay plazos para todo y aunque sea autoeditado de eso no te libras. Mínimo un mes desde que se termina hasta que lo han corregido gramatical y ortográficamente. Otro mes para el diseño gráfico y la maquetación. Y más de 15 días para que la imprenta lo termine y lo entregue. Muchos me han preguntado cuánto he tardado en escribir el libro. Siento responder que no lo sé. Lo comencé en 2013, lo dejé meses de lado por creencias y miedos, etc. Y cuando gracias al coaching superé lo que me bloqueaba y limitaba lo acabé en una semana. ¿Te lo puedes creer? Casi dos años que si abro el archivo, que si cierra el archivo, que si solo escribo un párrafo… y luego cojo y en una semana terminado. ¡Pa matarme! Jajaja, bueno ahora me río pero lo cierto es que es triste haber tardado tanto, como te decía al principio el contenido está en ti, listo para salir, perfecto y ordenado, solo has de quitar de en medio lo que te bloquea. Averigua los plazos, los tuyos puede que no los puedas calcular al 100%, pero los de los demás si te los van a poder decir.

Al igual que en el libro uso el símil de buscar trabajo comparado con el de viajar, si tuviera que decirte algo para que te animes a escribir sería:

«Al igual que el viajero camina con el único propósito en su mente y en su corazón de llegar más lejos y de poder ver qué esconderá la siguiente colina. Escribe. Deja de soñar con ello, deja de pensar cómo será, qué dificultades encontrarás o cómo te sentirás al terminar. Escribe. No eres diferente de otros viajeros al fin y al cabo todos buscamos llegar a la misma montaña por diferentes caminos. Escribe. Tu decides el camino y el destino final, solo has de escribir. Escribe».

Un abrazo,

Sabina Serrano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *