Motivos para mejorar tu CV

Cuando uno hace su currículum vitae normalmente suele pensar que ha quedado genial o como mínimo que le guste lo suficiente como para enviarlo. Seamos realistas si las personas vieran su CV como lo ve un seleccionador de personal se darían prisa en cambiarlo. Lo cierto es que no ven su CV como lo hace un seleccionador de personal.

Puede no parecer importante, de hecho, pocos son los que revisan o modifican su CV con el paso de los años. Lo habitual es que la gente escriba su CV con el diseño o ideas que considere y se olvide del mismo. Solo lo actualizan cuando hay un cambio en la formación o en su experiencia laboral, ¿pero de verdad estás seguro de tener el CV perfecto para ti?

Es muy llamativo que el 80% de los CV que llegan a los seleccionadores sean descartados por defectos de forma. Mucha gente cree que se le descartó por no tener la experiencia o formación o porque otro tenía una experiencia o formación mejor.

¿Quieres saber por qué tu CV es descartado?

La realidad es que el seleccionador a pesar de ver que se tiene la formación o experiencia decide no llamarte porque tu CV no tiene todos los datos que necesita, o porque se ha vuelto loco o loca para encontrar la información en tu desordenado CV. Lo aclararé, puedes tener un Master y una Licenciatura magnifica pero si tu CV no tiene la información necesaria o está desordenado darás la impresión de ser un profesional incompleto y el seleccionador se hará las siguientes preguntas:

«¿si no sabe tomar la decisión de qué información es importante incluir en su CV, cómo va a tomar decisiones en la empresa?» y «¿si no puede ordenar la información de su vida laboral (algo que conoce) como organizará la de la empresa?«

Esto contradice la opinión extendida de que la mayoría de CV son excelentes. Pero lo cierto es que hacer un buen curriculum vitae requiere de tiempo, trabajo y mucha atención a los detalles clave. El CV debe realizarse con tiempo, no es bueno prepararlo bajo la presión o urgencia de enviarlo a alguna oferta.

También puedes encontrar en Internet, o incluso en Word, plantillas o asistentes para elaborarlo, pero hay que tener cuidado con esto. Puedes utilizar estos asistentes o plantillas pero te arriesgas a que tu CV, puesto a lado de otros, no sea diferenciable. Además se debe confeccionar el currículum vitae pensando en lo que necesita leer el seleccionador. No me refiero a mentir en el CV, poniendo lo que el seleccionador quiere leer, me refiero a que el seleccionador necesita saber fechas, tareas, estudios…, y estos tienen que aparecer en tu CV. Los detalles clave son los que van a diferenciar un buen CV de uno malo en cuanto a la forma y contenido del mismo.

Esto requiere tiempo, esfuerzo y esmero. Debe ser breve, claro y con la información precisa, pero no ser un telegrama. Lo importante es que esté organizado y estructurado para que no se encuentre entre esos 80% de CV rechazados. Si tu CV plantea dudas al seleccionador que no puede responder por mas que lea el CV, sin duda tu CV no pasará esa criba curricular inicial.

Puede servirte darle a alguien tu CV y pedirle que lo lea, pero seguramente no detectará las lagunas de información que a simple vista detecta el seleccionador, a no ser que esa persona sea seleccionador de personal.

¿Se te ocurren más motivos por los que mejorar tu CV? ¡Compartelos con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *