Tu aspecto personal podría descartarte

Puede parecer algo poco importante, pero hay estudios que confirman que más del 40% de los seleccionadores descartan candidatos por el aspecto que tienen. Es por esto que tu aspecto personal es muy importante, hay que cuidarlo al máximo si  queremos que no nos descarten. Esto quiere decir que nos fijemos en los detalles, no basta con mirarnos al espejo y dar un visto bueno general.

Hay que tener en cuenta que el entrevistador tiene mucho tiempo para observarnos, no nos va a mirar de pasada cuando lleguemos. Mientras estamos sentados y dura la entrevista se va analizando uno a uno todo lo que compone tu aspecto personal, es decir, la ropa, el pelo, los complementos, la higiene, los zapatos, el maquillaje, el afeitado, los dientes, etc.

Con todo esto el seleccionador forma una opinión de ti (no se trata de si tienes buen gusto o no al vestir), sobre todo si te has preocupado por ir limpio, planchado, sin manchas en la ropa o zapatos, etc. Todo cuenta, por lo que es importante cuidar cada detalle.

También hay que tener cuidado con lo que se come o bebe antes de ir a una entrevista, puede parecer algo obvio, pero debemos evitar tomar nada alcohólico antes de la entrevista o renunciar a comidas como el ajo o similares que puedan dar una mala imagen de nosotros.

En cuanto a la ropa adecuada, se ha hablado mucho sobre la idoneidad o no de llevar traje a las entrevistas. Normalmente se cree que es mejor “pasarse” de arreglado que dar imagen de dejadez, pero no debemos confundir esos términos. Es cierto que según el nivel del puesto al que optemos se ve lógico o imprescindible el uso del traje, pero en puestos más básicos u operativos podemos prescindir del traje sin dar imagen de dejadez.

Una buena idea en el último caso es si se tiene la posibilidad de ver a los trabajadores de la empresa a la que queremos optar, ya que fijándonos en que tipo de ropa llevan podremos escoger entre nuestro armario algo parecido de modo que al entrevistador nuestra ropa le resulte familiar o habitual (que nos vea fácilmente en el puesto).

Relacionado con esto están los complementos, joyas, relojes, cinturones, etc… la idea es que lo que lleves sea lo habitual en el puesto al que optas, por poner un ejemplo extremo, no “encajaría” en la idea del seleccionador si va a entrevistar a un mozo de almacén o camarero y este lleva un reloj de 3.000 €. Esto puede arruinarte la entrevista, porque el entrevistador no va a pensar que llevas tu mejor reloj y que es un regalo que te han hecho o es el de tu boda, va a pensar qué ganabas antes, en que en su empresa nadie lleva relojes como el que llevas y que necesitas una empresa o puesto diferente porque aquí no somos así.

La idea es que sea acorde a lo que se lleva en la empresa y en el puesto al que aspiras. Muchas personas me preguntan por los tatuajes y piercings, pues son conscientes de que se les puede juzgar por ello. Ya no es que el seleccionador tenga prejuicios o se deje llevar por tu apariencia (que casi siempre se pone verde al seleccionador), es que en estos casos suele ser el jefe del seleccionador quién no atiende a razones y si dice que no quiere un tatuaje o un piercing por más que le presentes un informe favorable, no lo querrá.

Es por ello que debes valorar si sacrificas algo que te gusta por conseguir un trabajo o mantienes tu imagen y aspecto a pesar de que te puedas encontrar con situaciones así de injustas.

¡No olvides cuidar cada detalle de tu aspecto personal antes de una entrevista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *