Utiliza la soledad y el silencio si buscas empleo

No importa si acabas de terminar los estudios y comienzas a buscar tu primer trabajo o si estabas trabajando y te despidieron. En ambos casos existe algo que casi nadie observa y que afecta más de lo que puede parecer: la soledad. Tanto en el centro de estudios como en el centro de trabajo se suele estar en contacto con personas, ya sean estudiantes o profesores, clientes, compañeros o proveedores. La mayoría de estos lugares son sociales y por lo tanto se está en contacto con personas casi de manera continuada.

Una de las consecuencias directas del desempleo en las primeras fases es la del aumento de tiempo «libre». Dependiendo de lo difícil de la situación anterior se puede tomar algo de ese tiempo para uno mismo, dormir más y descansar, hacer ejercicio, disfrutar de un período de vacaciones, etc. Pero normalmente esa primera fase acaba (en algunos casos antes que en otros) y llega el momento de dedicarse a buscar trabajo.

En este momento uno puede acabar por aislarse al dedicar cada minuto y segundo en la busqueda de empleo. Hay casos en los que apenas se tiene tiempo para esa búsqueda al sufrir el «castigo del bueno en desempleados«.

Pero si imaginamos un caso normal en el que la persona no esta todo el día fuera haciendo recados y demás tareas, se suele pasar mucho tiempo en casa durante la búsqueda de empleo y si los demás ocupantes de la casa trabajan se pueden llegar a estar muchas horas sin hablar ni ver a nadie.

¿Y dónde surge el problema?

Hoy en día con las redes sociales podemos tener cientos de ventanas abiertas al mundo exterior a través de las cuales hablar con otras personas, pero no es lo mismo. Para empezar se debe ser consciente del uso que se le da a las Redes Sociales o Internet porque si no es posible que se vayan cantidad de horas en estos lugares sin cumplir tareas más importantes en cuanto a búsqueda de empleo.

Hay que intentar fomentar el contacto con otras personas, por ello quedar con amigos, antiguos compañeros, etc. es muy útil para sobrellevar esa sensación de vacío que puede aparecer sobre todo en aquellos puestos de mayor contacto con personas.

Otro de los efectos es el engancharse mucho más de lo normal a estas conversaciones con otras personas. Un claro ejemplo son los foros llenos de personas que no hemos visto en la vida, pero que están al otro lado del ordenador y en los que algunos casos se llega a convertir en una adicción el escribir o decir algo para que me respondan o me digan algo.

Por supuesto, estar en contacto con personas en Redes Sociales, foros y con amigos y conocidos es bueno, pero si como pasa con todo, se hace con moderación. Cuando digo que debes saber estar solo no me refiero a que te conviertas en «la vieja de los gatos«.

¿Por qué tengo que saber estar solo?

Cuando uno está en soledad, sin televisión, ni ordenador y sin música con letra (la música instrumental no afecta) puede pensar y apreciar sus sentimientos y llegar a conocerse mejor. Se debe y más si buscas empleo, invertir tiempo en confirmar si el trabajo que buscas es el que te gusta o no. Otros motivos menos relacionados con buscar empleo son el de saber valorar y decidir con quién quieres estar. Normalmente las personas que son capaces de estar bien consigo mismas en soledad suelen tener menos problemas con otras personas y suelen elegir libremente con quién estar pues no tienen la necesidad de estar con nadie.

Una característica curiosa de las personas tóxicas suele ser que no son capaces de estar en soledad. Suelen ser personas que necesitan tener continuamente la radio, la televisión o el ordenador encendidos llegando a tener varias cosas a la vez. Esto suelen hacerlo porque no les gusta la sensación de silencio y soledad ya que en ellas suelen aparecer preguntas, sentimientos que en estas personas suelen ser negativos o dañinos.

Para evitar que de repente explote un sentimiento de frustración, rabia, tristeza, etc. durante la búsqueda de empleo se debe escuchar lo que sentimos para tratar de solucionarlo antes de que nos perjudique. Recuerda que tus creencias pueden limitarte pero para detectarlas muchas veces se necesita la soledad y el silencio.

Por supuesto, una vez se es capaz de estar en silencio y en soledad se termina por aprender a escuchar el interior lo que nos permite entendernos mejor y conseguir un autoconocimiento muy necesario en la búqueda de empleo.

Y tú, ¿eres capaz de estar en soledad y silencio? 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *